De Madrid a Caracas con Santa Bárbara Airlines

Santa Bárabara Airlines (SBA) es una de las compañías aéreas más fuertes de Venezuela, y opera vuelos con Madrid y Tenerife. En este artículo os explicamos lo esencial sobre la aerolínea y consultamos las opiniones de aquellos usuarios que ya la han escogido para cruzar el océano.

Partimos desde Barajas

La aerolinea Santa Bárbara Airlines (SBA) tiene su sede central en el Aeropuerto Internacional de Maiquetia Simón Bolívar, es decir, en el de Cacaracas. Surgió en 1995 y desde entonces, con el incremento de la confianza de los viajeros respecto la compañía y la compra en Venezuela de cada vez más vuelos transoceánicos, ha conseguido convertirse en la compañía más fuerte de Venezuela, sobre todo en lo referente a vuelos internacionales. A nivel interior, comparte este honor con Aeropostal y con la joven Conviasa.

El principal secreto para la expansión de SBA han sido los acuerdos. El primero lo firmo con su compatriota Aserca, lo cual permitió a ambas compañías dominar el mercado venezolano. Posteriormente, dos alianzas más la aproximarían a nuestro país: una con Spanair y otra con Air Europa. Así pues, estas tres aerolineas operan vuelos de código compartido con SBA, y a día de hoy lo hacen en conexión directa con dos aeropuertos españoles: Madrid -Venezuela y Ecuador- y Tenerife -Venezuela-. También se pueden usar los servicios de la compañía para conectar con otras ciudades latinoamericanas, como Quito o Barranquilla, o con otras ciudades venezolanas, como Maracaibo o Las Piedras.

La flota de SBA la conforman cinco modelos de avión distintos. Para empezar, el ATR42-320, un pequeño avión comercial impulsado por turbohélices que opera la ruta con Las Piedras. En segundo lugar, el DC9-31, un avión bimotor para corta y media distancia. En tercer lugar, el MD-82, un McDonnell Douglas de mayores dimensiones pero características similares al anterior y pensado para cubrir el mismo tipo de trayectos. Finalmente, las joyas de la corona, los dos modelos de Boeing. Uno de ellos, el Boeing 767-300 ER, es el encargado de cubrir la ruta con España.

Los requisitos de esta compañía para vuelos de larga distancia son casi idénticos a los de otras compañías. Permiten, por lo general, facturar dos maletas de 23kg para vuelos con Canarias y dos de 32kg para vuelos con Madrid. Hay que ser precavido, pues tarifas como la de exceso de dimensiones en el equipaje puede alcanzar la friolera cifra de los 150 dólares. Las condiciones para el equipaje de mano suelen basarse en los habituales 9kg. Existen condiciones especiales para el viajar con niños, discapacitados o con equipaje especial, como instrumentos musicales o mascotas.

Una vez en el avión, existen algunos menús especiales, como el musulman, el vegetariano o uno específico para diabéticos. Como toda compañía aérea transoceánica que se precie, dispone de club exclusivo para clientes habituales (en este caso, el Privilege) y de sala VIP en el Aeropuerto de Caracas.

Como podemos comprobar, se trata de una compañía aérea bastante convencional y de plena confianza. De hecho, si así no fuera no tendría licencia de la Unión Europea para operar en aeropuertos españoles. Aún así, y como veremos a continuación, hay percepciones para todos los gustos. A continuación echaremos un vistazo a las opiniones del vuelo Santa Barbara Airlines Madrid- Caracas para saber qué opinan de esta compañía los usuarios de eDreams que han viajado en ella.

Para empezar, una de las cuestiones vox populi en este tipo de vuelos baratos es el servicio a bordo. En este caso, hay quien se queja de la calidad de la comida y de la atención de la tripulación. Esta última observación es bastante habitual, hasta el punto que sus azafatos y azafatas tienen cierta fama de bordes. Por lo demás, lo típico: problemás técnicos con los auriculares y pantallas y aviones aparentemente viejos o en mal estado. No se observan quejas destacables a nivel de pilotaje, por lo cual parecen ser vuelos tranquilos. Eso es algo que se agradece mucho en trayectos tan largos y por zonas tan complejas.

Otro tema muy común es la atención en los aeropuertos, algo en lo cual la frontera entre la responsabilidad de la compañía y la de la administración aeroportuaria es difusa. De todos modos, los usuarios culpan a SBA de excesos en los controles, en algunos casos calificados de «humillantes». Una pasajera afirma: «las inspecciones de las maletas a algunos pasajeros, por parte de la policia antidroga de Caracas era bastante aleatoria y humillante, especialmente para personas que viajamos con niños y la falta de tacto y consideracion, hasta que se demuestre lo contrario es pesima.» Hay quien incluso ha llegado a tener problemas más grandes que le han impedido incluso volar: «Denegaron el embarque en Venezuela porque querían una justificación de que vivía en España teniendo una visa válida y presentando incluso una copia de los papeles de empadronamiento». Y es que en los países del otro lado del charco la seguridad llega a un punto extremo que hace que aleatoriamente algunos pasajeros puedan encontrarse con impedimentos. Hay que ser paciente y explicar la situación con calma si queremos regresar a nuestro hogar o poder disfrutar de nuestro viaje.

Para acabar, hay otra cuestión que molesta bastante a los usuarios. Se trata de la pérdida y robo de maletas, algo tan frecuente que algunos venezolanos lo consideran habitual. Lo explica, por ejemplo, este pasajero: “Facturo con Santa Barbara Airlines y las maletas las gestiona Iberia en el Aeropuerto de Maiquetía; me han sustraído los regalos de navidad. Hacer la reclamación fue imposible por la cantidad de pegas y trámites que hay que hacer. Las dos compañías evadieron la responsabilidad y nadie hasta el momento me ha respondido la reclamación. Realmente el trato es denigrante y muchos amigos y pasajeros de Venezuela me dicen que es normal el robo y es normal que nadie responda”. Por cuestiones como esta es recomendable precintar las maletas antes de facturarlas (un servicio disponible en todos los aeropuertos) y llevar los objetos de valor en el equipaje de mano siempre que sea posible.

Sea como sea, un vuelo transoceánico con SBA garantiza tranquilidad en el aire, que es lo más importante. Eso sí, existen pequeñas pegas, algunas comunes a casi todas las compañías aéreas, que hay que tener en consideración. Como siempre, informarse bien, ser precavido, llevar la documentación en regla y mantener la calma son factores esenciales.

Foto: barajas por EdithAdasme en wikimedia commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...