Viajes del Imserso: consejos para prepararlos

Comenzar a disfrutar de los viajes del Imserso se puede llegar a convertir en una de las mejores experiencias de la vida.

¿Vas a usar los viajes del Imserso por primera vez? ¡Seguro que estás emocionado! Es un momento que no olvidarás y que te permitirá disfrutar de algunas de las mejores vacaciones de tu vida. Pero, no obstante, entendemos que puedas estar un poco preocupado por saber cómo disfrutar del viaje y sacar el máximo partido del mismo. Por ello, vamos a compartir contigo una serie de consejos que te ayudarán a que este primer viaje del Imserso se convierta en un recuerdo inolvidable y que sea, al mismo tiempo, la primera de muchas experiencias que acumules año tras año.

Ve al médico

Es recomendable que le hagas una visita a tu médico de cabecera para informarle de tus planes de viaje y solicitar cualquier consejo que te pueda proporcionar. Además, dependiendo de tu destino y del periodo de tiempo que vayas a estar fuera, será necesario que tengas tus medicinas preparadas. Es posible que tu doctor tenga que darte alguna receta adicional.

No solo eso, sino que es conveniente que solicites un informe donde queden registradas todas tus patologías y que también disponga de una guía de las medicinas que tomas. Cuanto mejor te prepares, más claro tendrás que no llegarás a encontrarte con ningún tipo de dificultad.

Ponte las vacunas

Las vacunas son recomendables en cualquier momento de la vida, pero cuando tenemos cierta edad, todavía son más importantes. Por ello, si tienes intención de salir del país, no dudes en consultar con tu médico de cabecera cuáles son las vacunas que necesitas. Es especialmente importante que te las pongas si tienes pensado salir al extranjero. En algunos países aumenta la exposición a posibles enfermedades complicadas de las que es mejor protegerse por todos los medios posibles.

Protégete ante situaciones médicas

Nunca se sabe qué puede llegar a ocurrir durante el viaje, así que tienes que estar preparado ante cualquier cosa que pueda pasar. Así, lo que siempre debes hacer es prepararte para las posibles situaciones médicas que se puedan producir. Hay dos formas de hacerlo. Dentro de territorio nacional, lo más importante es que siempre cuentes con tu tarjeta de la Seguridad Social a mano. Con eso te asegurarás de que te puedan atender en cualquier hospital de cualquier ciudad del país. Si vas a viajar por el extranjero, lo que te recomendamos es que contrates un seguro médico.

Hay todo tipo de seguros y no tienes que temer por el precio, ya que no suelen ser tan caros como puedas imaginar. Con su contratación, te estarás cubriendo las espaldas y así tendrás la oportunidad de disfrutar de un viaje más tranquilamente. Pase lo que pase, disfrutarás de atención médica sin que tengas que preocuparte por el coste.

Prepárate físicamente

Lo más posible es que lleves un estilo de vida más sedentario de lo que le gustaría a tu médico. No obstante, tienes que pensar que, durante las vacaciones, lo más probable es que te muevas mucho más de lo habitual. Y, si tu cuerpo no está habituado, no será algo que le siente especialmente bien. Es preferible que, semanas antes de tu viaje, comiences a ejercitarte más de lo habitual, que camines y que salgas a pasear. Siempre dentro de unos límites razonables y consultando con tu médico para que te paute una serie de hábitos de ejercicio que puedes tener en cuenta para sentirte mejor.

Eso ayudará a que, cuando llegues a tu destino de vacaciones, lo puedas aprovechar al máximo sin tener que preocuparte por si vas a sentirte cansado durante la mayor parte del día. Después de las vacaciones, lo ideal sería que continuaras con ese ritmo de vida y que te mantuvieras en forma. Piensa que seguro que hay mucho que ver en tu ciudad que podrías visitar y disfrutar.

Prepara un botiquín

En cualquier viaje que hagas tendrías que llevar un botiquín. Este debe incorporar todos los elementos que resultan imprescindibles, como vendas, alcohol para desinfectar, tiritas y otras herramientas que puedan ser más o menos necesarias en tu caso concreto. Por otro lado, un botiquín es la mejor manera de poder llevar tus medicinas protegidas sin que el calor les vaya a pasar factura. No ocupará mucho espacio en tu maleta y te aportará un alto nivel de tranquilidad.

Ten cuidado con el sol

Hay muchos problemas que podemos atribuir al sol. Nos puede dar un ataque de calor o sufrir problemas en la piel debido a la exposición intensa a los rayos ultravioletas. Es conveniente que siempre te asegures de no salir de turismo ni a pasear en las horas en las que el sol está brillando de una manera más intensa. Además, no te olvides de ponerte protector solar y utiliza accesorios que te permitan protegerte del sol para que así el nivel de impacto sea lo más reducido posible.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 2,67 de 5)
2.67 5 3
Loading ... Loading ...