Viajar y trabajar: consejos para combinar productividad y relax

Con todos estos productos y facilidades ahora viajar y trabajar no está reñido, puedes seguir cumpliendo con tus objetivos diarios pero desde el lugar que tu elijas.

Trabajo fuera de la oficina

Para muchos de nosotros, las vacaciones son sinónimo de desconexión, de relax, de unos días en los que viajar, descubrir y dejarnos llevar por aquello de lo que nuestro día a día no nos permite disfrutar habitualmente. Para otros, en cambio, la frontera entre las vacaciones y el trabajo no es tan nítida, y mucho más ahora que las nuevas tecnologías nos permiten trabajar y comunicarnos las 24 horas del día desde cualquier parte. Si perteneces a este último grupo y este verano, ya sea por obligación o por elección propia, te marchas de vacaciones pero compaginarás los ratos libres con el trabajo, aquí van unos cuantos consejos para mantener la productividad mientras a tu alrededor los demás descansan.

Lo primero que necesitas es asegurarte de que dispondrás de una buena conexión, ya que lo más probable es que necesites descargar o consultar alguna información de internet. Muchas veces, aunque los aeropuertos y establecimientos dispongan de Wi-Fi, debes pagar por una fracción de tiempo que no vas a usar, o batallar con tu ordenador para que acepte la contraseña. Para ahorrar tiempo, lo mejor es comprar un router portátil, o, si dispones de conexión en tu teléfono, crear un hotspot.

La batería se convierte en otro de los grandes enemigos durante los viajes: siempre se agota cuando más la necesitas. En muchos establecimientos podrás enchufar tu ordenador o móvil a la corriente para cargarlos, así que no olvides llevar siempre el cargador encima, pero otras veces quizás no tengas tanta suerte. Para esos casos, puedes comprar un cargador que funcione con energía solar, que puedes enganchar a tu coche o a la ventanilla del avión.

La planificación es esencial, aunque, como ves, siempre pueden surgir imprevistos. Algo muy común es que, si un vuelo dura tres horas, asumamos que las usaremos para trabajar. Es posible que, en un entorno nuevo, no te concentres igual, o seas más productivo tomando notas y pensando que realizando la tarea que habías planificado. Así que también es importante disponer de herramientas y de un plan B por si lo que tenías en mente falla, para asegurarte de que aprovechas el tiempo al máximo y poder disfrutar tranquilamente de los ratos libres.

Fuente / Mashable

Foto / hirnrinde

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...