Turismo de cementerio en la República Dominicana

El necroturismo, el turismo en los cementerios, es cada vez más común. Por eso, las autoridades de Santo Domingo renovarán el histórico Cementerio Municipal de la Avenida Independencia, donde están enterrados algunos de los héroes de la República Dominicana.

Cementerio Municipal de la Avenida Independencia de Santo Domingo.

El «turismo de cementerios» o necroturismo es una opción cada vez más común. En cementerios como el del Père-Lachaise de París, el de Camden en Londres, el Trinity Church de Nueva York  o el Cementerio Judío de Praga no es nada extraño encontrarse con turistas que van en búsqueda de la tumba de alguno de sus ídolos. Grandes mausoleos como el del emperador chino Qin Shi Huang y sus guerreros de terracota en Xi’an o las tumbas de los papas también son grandes atractivos para los turistas. Ahora, un nuevo campo santo aspira a unirse a esta lista, el Cementerio Municipal de la Avenida Independencia de Santo Domingo.

En el histórico cementerio de la República Dominicana reposan los restos de los creadores del himno del país, José Reyes y Emilio Prud’home o los de Eugenio María de Hostos, educador puertorriqueño que luchó por la independencia de su país y la unidad de las Antillas. Todos ellos están en el Panteón de la Patria o de los Héroes Nacionales, junto a políticos, militares e intelectuales claves en la historia del país.

Las autoridades de Santo Domingo han decidido renovar el cementerio, cerrado por última vez en 1965 y que en 1987 fue declarado Patrimonio Histórico de la Nación. Además, el cementerio es parte de la zona de amortiguamiento de la Ciudad Colonial de Santo Domingo, que la Unesco declaró Patrimonio Mundial de la Humanidad el año 1990. La actuación prevista en el campo santo incluye el levantamiento del patrimonio histórico y una reubicación de las tumbas, preservando las que destaquen por su carácter histórico.

Este cementerio tiene una extensión de 16.000 metros cuadrados y cuenta con 1.433 tumbas, a las que hay que añadir los muertos que hay en las fosas comunes. El campo santo se construyó entre 1822 y 1824, cuando los haitianos ocuparon el lado de la isla que entonces pertenecía al Imperio Español, y estuvo abierto hasta 1942. La primera gran fosa común data de 1930, y en ella están enterradas las víctimas del huracán San Zenón, que arrasó la isla. También víctimas de la Revolución de Abril de 1965, cuando los dominicanos se levantaron contra los soldados de los Estados Unidos están enterradas en este cementerio, que desde entonces está en desuso.

Con la renovación del Cementerio Municipal de la Avenida Independencia de Santo Domingo, las autoridades locales esperan potenciar el turismo en la capital dominicana, y se añadirá a la Ruta Turística. Para ello a se ha inaugurado la Autopista del Coral, una nueva carretera que une Santo Domingo con los principales destinos turísticos del este del país -Punta Cana, La Romana, Bávaro…- en dos horas menos que la anterior carretera y que también se espera que sirva para ampliar la oferta turística del país más allá del sol y playa.

Fuente: 20 minutos

Imagen: YouTube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...