Swallow’s Nest, el castillo que se convirtió en restaurante

En el castillo Swallow’s Nest de Ucrania es posible descubrir, en su interior, un restaurante italiano que data de la década de los 70.

Castillo-restaurante en Ucrania

No todos los castillos soportan de la misma manera el paso del tiempo. Algunos se convierten en museos o atracciones turísticas, otros acaban destruidos debido al paso del tiempo o a conflictos bélicos y hay algunos que se transforman en lugares para un fin muy distinto. Es lo que ocurre con Swallow’s Nest, uno de los castillos que más llaman la atención de Ucrania, el cual se construyó entre los años 1911 y 1912, pero que en la actualidad ha pasado a convertirse en un restaurante italiano.

Encontrar un restaurante italiano dentro de un castillo neo-gótico no es lo más habitual que podemos llegar a ver en otras partes del mundo. La realidad es que quienes han tenido la oportunidad de visitarlo han llegado a mencionar que la comida que sirven tampoco es demasiado buena. Pero lo que hace que los comensales visiten el restaurante en cuestión es la oportunidad de entrar en un castillo de hace más de 100 años que se construyó con fines turísticos, pero que no por ello proporciona menos atractivo.

Su edificación corrió a cargo de Leonid Sherwood, arquitecto ruso que recibió el encargo de la mano del millonario Barón von Steingel, quien tenía la intención de poseer una de estas estructuras que le recordara de forma clara a los castillos más populares de tierras alemanas.

El Barón no tardó en desprenderse del castillo por motivos que no han soportado el paso del tiempo. Quien realizó la adquisición del mismo decidió que el mejor negocio para las instalaciones era convertirlas en un restaurante, un objetivo que, como hemos mencionado antes, se ha mantenido con el paso de los años. El castillo demostró la fiabilidad de su construcción soportando conflictos bélicos y terremotos. Se mantuvo cerrado durante varias décadas y posteriormente recibió una reestructuración que ha permitido que el castillo se mantenga en pie aún hoy día.

La apertura del restaurante italiano se produjo en la década de los 70, por lo que se puede decir que se ha afianzado la personalidad de este lugar en lo relacionado con el vínculo con la comida de Italia. Y como apuntamos, aunque la comida dicen que no es excelente, las vistas, el diseño y las instalaciones generales del castillo destilan historia y un gran diseño. En invierno, con la nieve, se crea un paisaje especialmente atractivo para que la visita a este restaurante-castillo sea todavía más inolvidable. Así que si tenéis la ocasión de ir a Gaspra, en Ucrania, es un buen plan a tener en cuenta.

Foto: Jean & Nathalie

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...