Sevilla, un lugar que huele a cultura e historia

Sevilla.

Uno de los lugares que más visitas recibe de los turistas y que encontramos en nuestro país, entre Madrid, Valencia y Barcelona, es una preciosa ciudad andaluza: Sevilla. Famosa en todo el mundo, y elegida como uno de los destinos más solicitados por cientos de turistas europeos y del globo terráqueo en general, Sevilla es la ciudad ideal para pasar un fin de semana, o unas largas vacaciones. El tiempo es lo de menos. Lo importante es conocer esta maravilla española. El típico folklore andaluz es el máximo atractivo de esta ciudad, unida a su inigualable historia y cultura, su patrimonio cultural y su exquisita gastronomía. Una ciudad que todo el mundo debe conocer, por poseer todo lo que necesita para pasar unas vacaciones de ensueño.

Ese ambiente andaluz, ese encanto de su gente, esa manera de vivir se respira desde el primer momento en Sevilla. Los bares y restaurantes, las tabernas, las bodegas, y todo tipo de lugares en los que poder tapear y disfrutar de una caña al sol, envuelven a esta ciudad en la que la diversión y la amistad está asegurada. Y sobre todo cuando llega la temporada alta. El evento más conocido sin duda es la famosa Feria de Abril, una celebración que inunda las calles de Sevilla de casetas y atracciones decorados con adornos y farolillos de todos los colores, al compás de música sevillana que hacer bailar a todo el mundo.

Otro de los atractivos de Sevilla es sin duda, el Puente de Triana, cuyo nombre oficial es el Puente de Isabel II. Este puente une la ciudad con el importante barrio de Triana, situado sobre el Río Guadalquivir. El puente tiene una fecha de construcción que lo sitúa entre los años 1845 y 1852. Pero si realmente eres de los que se fascinan con los monumentos históricos, no te puedes perder el maravilloso trabajo arquitectónico de la Catedral de Sevilla, de estilo gótico. Esta catedral gótica es la más grande del mundo, y constituye uno de los monumentos de mayor importancia y mayor privilegio de toda la arquitectura de la península española.

No olvides tampoco visitar la Giralda, nombre que recibe el campanario de la Catedral de Santa María. Con una reestructuración de la composición de esta Catedral, se conoce que gran parte de las torres que componen la Giralda formaban parte de la mezquita que se encontraba en Sevilla a finales del siglo XII. Las campanas que podemos encontrar en la parte superior, son fruto de una posterior obra que se añadió en plena época cristiana.

Y por último, y no menos importante, no te puedes perder el fascinante paseo más famoso de Sevilla, la Alameda de Hércules. El paseo cobra gran importancia por situarse cerca del río Guadalquivir, y permite así contemplar unas maravillosas vistas que alegrarán los corazones de todos los visitantes que quieran descubrir todas las maravillas que Sevilla ofrece.

Foto: Metro Centric

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...