Se acerca la Rapa das Bestas

Del 6 al 9 de julio se celebra en Galicia una de sus cuatro fiestas más importantes: la Rapa das Bestas. Una tradición que se remonta al siglo XVIII y que consiste en recoger los caballos del monte, meterlos en el curro, raparlos y marcarlos en la actualidad con microchips.

rapa das bestas

Si nunca has ido a Galicia, ahora es la oportunidad perfecta. Y es que, del 6 al 9 de julio se celebra la Rapa das Bestas, una de las fiestas culturales y turísticas más importantes de la comunidad gallega.

Cada año, la Rapa das Bestas reúne a más y más turistas que acuden a ver cómo los aloitadores dominan a los caballos salvajes para cortarles las crines y marcarlos con microchips antes de volver a soltarlos en libertad. Unos caballos que suelen ser gallegos mestizos o de pura raza gallega.

Se efectúa en los curros, unos recintos cerrados donde se sitúan los caballos, y se celebra en varias localidades de Galicia. No obstante, la más importante es la de Sabucedo, en el Ayuntamiento de La Estrada, la cual dura tres días. Allí, los más expertos ganaderos, los denominados agarradores, mantienen un forcejeo desmesurado en el que el primero acaba reduciendo al caballo, logrando cortar sus crines y marcarlo.

La historia de esta fiesta se remonta al siglo XVIII, momento en el que se tienen noticias de la primera bajada de las bestas del monte, su rapa y el marcado de los potros más jóvenes. De todas formas, algunos investigadores como Manuel Cabada, dicen que la festividad es mucho más antigua, incluso que podría ser prerromana porque se han encontrado varios petroglifos en la zona, donde se representan a hombres sobre caballos. La tradición fue declarada de Interés Turístico Nacional en 1963 y posteriormente, de Interés Turístico Internacional en 2007, una de las cuatro de la comunidad. El nuevo curro se inauguró en el año 1997, además de marcarse por primera vez los primeros Cabalos galegos de monte, caballos que la la Consellería de Agricultura de la Xunta de Galicia les realiza un seguimiento.

Otro curro importante es el de las laderas del monte Galiñeiro, zona de esparcimiento desde la cual se ve todo el Val Miñor y en la que se conservan varios petroglifos. Las marcas de los hierros que se dejan en el caballo guardan relación con los dibujos hechos por los ancestros en las rocas. En este mismo ayuntamiento tienen lugar también los curros de Galiñeiro y San Cipriano.

Otra de las cosas que se hacen durante este festejo de la Rapa das Bestas de Sabucedo es la celebración de la emotiva misa, el sábado por la mañana, donde se pide a San Lorenzo (patrón de Sabucedo) que no ocurra ningún accidente o desgracia que pueda causar daños a la gente o interrumpir la fiesta.

Fuente / Rapa das Bestas

Foto / j_bouzas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...