Ruta 66: Lugar imprescindible para recorrer con una Harley

Ruta 66.

Recorrer la carretera, a lomos de una gigantesca moto, es en unas ocasiones un lujo, en otras, un sueño. Y es que no todo el mundo se puede permitir avanzar por la carretera cabalgando sobre una de estas, y en otros casos, mucho menos conseguir dominarla. Las motos son un reflejo de unas ideas que siempre han permanecido impregnadas en su diseño y tu estructura, por lo que representan la independencia, la libertad, la individualidad, la autonomía, y ante todo, la aventura.

Una de las imágenes más destacadas que se tienen de estos gigantes del motor es sin duda, en América, en la conocida Ruta 66, zona que ha adquirido la fama de ser la carretera Madre, siendo la principal de dicho continente. Esta ruta atraviesa casi todos los estados de América, desde Chicago a Los Ángeles, pasando por Illinois, Missouri, Kansas, Texas, México, Arizona y California. Se convierte de esta manera en todo un referente americano por el que hacer rugir los motores.

A lo largo y ancho de esta carretera, han desfilado miles de personas, de gente buscando una nueva vida, de soñadores, de gente triste, de personas en busca de la libertad, y que encuentran en esta carretera todo un camino hacia una nueva aventura. Sin embargo, esta carretera adquirió mayor valor durante la década de los años 50, en el que las Harleys fueron las protagonistas, y los moteros los independentistas de la libertad.

Por toda la Ruta 66 se pueden encontrar moteles, gasolineras, y toda la clase de bares propios de las películas americanas, en las que se sirven exagerados desayunos entre pistoleros y macarras. Quien sabe, esta siempre puede ser una gran experiencia que vivir.Es el lugar idóneo para todos aquellos que aman las motos y el riesgo, porque este lugar tiene un encanto que en seguida atrapa a los más aventureros y muestra el lado más clásico de la América de los 50.

Son muchas las personas que se han atrevido a conocer esta experiencia única, y otros tantos los que desean con todas sus fuerzas acudir a esta solitaria vía. En muchas ocasiones las circunstancias no se dan favorables para llevar a cabo los planes que uno tiene. Sin embargo, proponerse realizar este viaje, para todos y todas aquellas que disfrutan sobre dos ruedas, debe ser uno de los objetivos que cumplir, por lo menos, una vez en la vida.

Realiza el viaje solo, o en compañía de alguien a quien le apasionen las motos de la misma manera que a ti (muchas veces es difícil). Pero hazlo. También puedes buscar opciones, ir de paquete con algún experto, o buscar alternativas en las agencias de viajes que busquen la mejor opción para sacar el máximo provecho a la experiencia. Las motos son un sentimiento propio de los amantes de la carretera, y realizar y compartir experiencias como ésta son, sin duda, las que cambian la vida.

Foto: kevincole

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...