Rurrenabaque, una opción más en Bolivia

En la ciudad boliviana de Rurrenabaque podemos encontrarnos a nosotros mismos haciendo senderismo por esos paisajes amazónicos que nos abrirán el cuerpo y la mente.

Rurrenabaque (el Barranco de los Patos) es un municipio que pertenece a Bolivia y que se sitúa en medio del recorrido que hace el Amazonas, por tanto la fauna y la flora prevalecen en estos terrenos. Esta ciudad adquiere su importancia porque es considerada la puerta de entrada al Parque Nacional Madidi, un lugar muy turístico.

Rurrenabaque bolivia

Rurrenabaque.

Este parque es una de las reservas naturales más importantes del mundo. En él podemos encontrar más de 1.000 especies de aves, 300 especies de mamíferos, reptiles y plantas.

Se trata de un lugar para recorrer por todos sus rincones silvestres. Mochila al hombro, muchos turistas se adentran en la selva para caminar por sus rutas y encontrar esa serenidad y paz que te da la naturaleza, aunque muchos optan por hacerlo en barco.

El pueblo es pequeño y las casas son bajas, pero el ambiente que tiene la ciudad es grande. Es recomendable que si visitas este lugar te quedes unos cuantos días, porque lo bonito de aquí es hacer las excursiones y las rutas de la selva y las pampas. El senderismo por esta zona te traslada a otro mundo, a no pensar en nada más que no seas tú y el espesor.

Durante los viajes podrás ver animales exóticos como anacondas, una gran cantidad de monos capuchinos y enormes aligatores, que algunos guías conocen y los tienen como mascotas. Se trata de un ecosistema muy rico y que te invitamos a disfrutar, siempre cuidando de él.

El ecoturismo se convierte en una de las mejores posibilidades de esta ciudad, gracias a la vegetación y a lo que el paisaje ofrece. Es el lugar ideal para el turismo de aventura y para practicar deportes extremos.

En la zona hay varias etnias como los Chimanes Mosenetes, los Chamas y los Tacanas. Pero no todo va a ser explorar, por ello, esta ciudad también ofrece al turista sus ratos de ocio con restaurantes, pizzerías, karaokes, hoteles y discotecas para bailar y tomar algo en las estrelladas noches de Bolivia.

Una buena fecha para viajar puede ser en febrero, así vivirás su fiesta patronal que se celebra el día 2 en homenaje a la Virgen de la Candelaria, en la que se recuerda la fundación del poblado. En esta fiesta se realizan actividades como riña de gallos, corridas de toros, pelado de arroz o tiro con arco y flecha.

En definitiva, un lugar que mezcla todo, diversión y naturaleza. Y como dicen por ahí, en la variedad está el gusto.

Foto| Phillie Casablanca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...