Puerto Madryn en verano

Si bien Puerto Madryn y Península Valdés son destinos ideales para visitar en el sur de Argentina durante el invierno por el pasaje de ballenas y otros animales, en verano también tiene su encanto y hay muchas actividades por disfrutar.

Puerto Madryn es un destino muy visitado en el sur de Argentina, ya que se encuentra en la zona de la Península de Valdés, uno de los lugares privilegiados del hemisferio sur para el avistamiento de ballenas y de otros animales marinos. Se trata de un destino familiar y tranquilo, para disfrutar de unos días de descanso y actividad.

Si bien Puerto Madryn tiene su momento de mayor atractivo turístico durante el invierno, el verano (en la Argentina están pasando por la estación más calurosa) también puede ser una época ideal para visitar en familia, ya que existe una interesante propuesta de atracciones y actividades, entre las que destacan la playa.

El gran arenal de Madryn suele poblarse desde temprano, y eso que el sol permanece en lo alto hasta bien entrada la tarde (en ocasiones, hasta las 8 o 9 de la noche). Luego del día de playa, se podrá comer muy bien en sus varios restaurantes especializados en mariscos y frutos de mar, como la Cantina El Náutico (a una cuadra de la playa) o el mismo restaurante del balneario, Yoaquina.

Un ineludible si se está en el destino es hacer una excursión a Puerto Pirámides, único pueblo de la Peninsula propiamente dicha, que alberga de los más increíbles paisajes y una profusa vida, desde pingüinos y lobos marinos, hasta aves de todo tipo y toninas (un tipo de cetáceo propio de la zona.

En Pirámides también se podrá disfrutar de una amplia playa de arena entre acantilados, donde sentir el sol o bien, para los que gusten de otro tipo de actividades, hacer buceo en sus increíbles aguas cristalinas.

Lo cierto es que este destino en la provincia de Chubut también puede visitarse en la temporada más cálida y poner en práctica el kayak, buceo, hacer avistamiento de fauna marina, navegar, trekking o mountain bike por la estepa, entre otros.

Y la oferta se continúa: excursiones en 4×4 a Punta Loma, la más importante reserva de lobos marinos de un pelo en Chubut, o visitar la pingüinera más grande de Sudamérica o a las chacras del valle inferior del río Chubut, donde abundan producciones artesanales de los principales frutos de esta región, como manzanas, cerezas y duraznos.

Finalmente, vale destacar que si bien durante el verano no se pueden avistar ballenas (uno de los principales atractivos de Madryn) sí hay muchísimos otros animales que tienen su hábitat o están de pasada por aquí, ya que esta región es como una especie de gran zoo al natural, y se podrán ver desde elefantes y lobos marinos, hasta delfines, aves, orcas, y muchos más.

La mayoría de ellos comienzan a llegar a fines de primavera y principios del verano, para su temporada de reproducción. Por ello, para enero y febrero se pueden observar crías de pingüinos, por ejemplo, en la reserva de la estancia San Lorenzo, en Península Valdés, o en Punta Tombo, a 170 kilómetros al sur de Madryn.

Foto: Los viajes del cangrejo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...