Platos típicos de Valencia

Dieta mediterránea

Si hay algo que caracteriza internacionalmente a la gastronomía valenciana eso es su dieta mediterránea.
Es cierto que con el paso del tiempo nos hemos americanizado. La comida rápida o comida para llevar ha ido manchando la imagen valenciana de comida sana y saludable que durante tanto tiempo nos ha acompañado, pero todavía hoy encontramos ingredientes naturales entre muchos platos típicos valencianos. La dieta mediterránea consiste en un alto consumo de productos vegetales (verduras, frutas, legumbres…) de pescado, pan y otros cereales como el trigo, así como el aceite de oliva como grasa principal y el vino entre comidas y en cantidades moderadas como bebida regular. Los beneficios que se derivan de esta alimentación es que se previenen las enfermedades cardiovasculares y el deteoramiento cognitivo.

Hay que destacar que existen importantes diferencias entre la gastronomía de las zonas costeras, donde prima el consumo de pescado y la verdura) y la de las zonas interiores (donde al ser más rústicas priman los productos cárnicos). No obstante, hay un elemento común que caracteriza a toda la cocina valenciana: el arroz. Este cereal, cultivado desde la época musulmana en tierras valencianas, es muy apreciado y utilizado en infinidad de platos, el más conocido de ellos, la paella. Mundialmente, las naranjas y mandarinas valencianas son también muy conocidas.

Paella valenciana

La paella (con todas sus variantes: de pollo, de conejo, de pato…) se trata de un guiso de arroz seco, cocinado en una sartén metálica poco profunda (llamada paella, de ahí el nombre) sobre un fuego preferiblemente de leña. La popularidad de este plato valenciano ha hecho que muchas residencias locales cuenten con un paellero, un espacio abierto o cerrado dedicado exclusivamente a cocinar paella. La paella tradicional consta de arroz, pollo, bajoqueta y garrofón. Y mediante el azafrán se consigue aportar un color amarillo al arroz. Su popularidad ha provocado la aparición de  múltiples recetas derivadas que incorporar otros ingredientes, a saber: guisantes, aceitunas, chorizo… Y hasta existe la paella mixta, que mezcla carne y pescado. Cabe decir, eso sí, que estas variantes no son consideradas propiamente paellas por los valencianos.

Si abandonamos la capital valenciana y nos movemos a las otras dos provincias, encontramos que en Castellón se cocina bastante la paella de marisco, mientras que en la provincia de Alicante predominan los arroces caldosos o melosos. Pero, en general, el arroz es utilizado en muchísimas comidas en toda la Comunidad Valenciana. Desde arroces secos (como el arroz a bando o el arroz negro), hasta arroces al horno (como el arroz al horno o el arroz con costra) y arroces caldosos (como el arroz con acelgas o arrós amb fesols i naps). Finalmente otro plato muy cocinado también es la fideuá, en la que en lugar de arroz se utiliza pasta (una especie de fideos gruesos) acompañada de marisco (gambas, sepia, clóchinas, etc.).

Paella de marisco

Como platos entrantes, la Comunitat Valenciano cuenta con salazones de pescado, en especial de mojama, huevas o bacalao seco, a partir de los cuales se elaboran platos tradicionales valencianos como el espencat, la titaina o el esgarraet. También es frecuente el consumo de ensaladas (la típica incorpora lechuga, tomate, cebolla, pepino y aceitunas) y las verduras también se usan bastante para elaborar el tradicional hervido (patata hervida con cebolla y judías verdes) que es la cena de muchos ancianos y de muchos enfermos en hospitales.

Como postre tradicional valenciano encontramos las cocas, tortas planas hechas con harina que bien pueden ser dulces o saladas. Hay una gran variedad de cocas según el territorio: desde la coca de maíz de la Safor o la de atún (Tonyina) de las fiestas de las Hogueras de San Juan de Alicante hasta otras dulces como la coca de llanda, la de mollitas o la torta Cristina.

Finalmente como bebida típica de la región se debe mencionar la horchata de chufa, elaborada fundamentalmente en Alboraya, que se bebe muy fría, bien líquida o granizada, y mojando fartones en ella. También son típicos los vinos, de los que cuenta con tres denominaciones: la de Alicante, la de Utiel-Requena y la de Valencia. Además, en Requena se produce cava. También se produce mistela en Valencia y fondillón (un vino rancio alicantino). Por último, cabe nombrar el «agua de Valencia», un cóctel hecho a base de bebidas alcohólicas (normalmente vodka y ginebra), azúcar, zumo de naranja y cava.

Fuente: alimentacion-sana
Foto 1: Sandstein
Foto 2 y 3: Ary

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...