Placeres bajo el sol mexicano


A través de Cancún y la Playa del Carmen recorren a diario muchos os autobuses y combis turísticos rumbo a Tulum, que acercan al turista a sus ruinas mayas situadas junto al mar.

Es un conjunto arqueológico de una belleza singular, no es tan impresionante como Chichén Itzá o Palenque, pero comparte un medio con bellos paisajes impresionantes, sobre un acantilado que balconea sobre el Caribe, que está rodeado por dos playas muy atractivas.

A partir de las ruinas dirigiéndose al sur, recorriendo la línea de las playas, se instalan hermosos hoteles y cabañas de techos de paja y piso de arena, entre las que se pasean, despreocupadas, las despreocupadas iguanas.

Tulum es, un lugar ideal para tirarse en la arena o para practicar snorkel, meter la cabeza bajo el agua para apreciar una constelación de peces tropicales que se pasean entre las piernas de los bañistas.

A la tardecita se puede caminar hasta alguno de los bares que se ubican en la playa y entre cervezas y frituras de pescados admirar el bello y profundo mar.

Además se ubica un restaurante sencillo en el que se ofrecen deliciosos bocados mexicanos como guacamole, tacos, quesadillas y sincronizadas, además de platos propios de la costa del Caribe, tales como pescados a la brasa con lima y cilantro y frituras de mariscos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...