Consejos para visitar las Pirámides de Egipto

Las Pirámides de la Necrópolis de Giza son las más populares de Egipto, y se encuentran a tocar de El Cairo. Se puede llegar fácilmente en taxi o en transporte público. Una vez allí nos espera mucho sol y calor, pero también una visita apasionante.

Piramides de Giza

Pese a los miles de vestigios que conserva Egipto de su riquísimo pasado, las Pirámides siguen siendo el más emblemático de todos. Estos inmensos templos funerarios, construidos por los faraones, guardan aún muchos misterios en relación a su construcción y sus significados precisos. En este artículo no entramos en la labor de estudiarlos y desvelarlos, ya que es algo que cualquier experto puede hacer con más esmero. Sin embargo, sí que os facilitamos algunos consejos para visitarlas.

Nos centraremos aquí en las tres pirámides de la gran Necrópolis de Giza, considerada una de las Siete Maravillas del Mundo. La de Keops es la más alta y popular, y es la prioridad de cualquier viajero. Mide 145 metros y suma más de 4.500 años de antigüedad. Le acompañan las pirámides de Kefrén, con 143,5 metros, y Micerinos, con 66 metros. El conjunto de pirámides se complementa con varias de menor tamaño, pero que contribuyen a la perspectiva monumental del lugar.

Además de pirámides, en Giza también nos espera la Esfinge. De 22 metros y sin nariz, representa un rostro humano con cuerpo de león y es otro de los elementos representativos de Egipto. Tras verla algunos dicen aquello de «me la imaginaba más grande». Es fácil parecer diminuto frente a las inmensas Giza y Kefrén.

En la necrópolis también nos esperan otros templos funerarios, calzadas procesionales y mastabas. También funerarias, estas edificaciones se distinguían de las pirámides por su altura menor y su forma troncopiramidal. O lo que es lo mismo, similar a la base de una pirámide, pero de planta rectangular. Tan imprescindible como estas visitas lo es el Museo de la Barca Solar, en cuyo interior nos espera un navío de la época que se halló en las cercanías de la Pirámide de Giza. Fabricada con madera de cedro del Líbano, todo apunta que sus 43, 4 metros de eslora navegaron algún día las aguas del Nilo. Hoy es un importante objeto de estudio que demuestra los avances en tecnología naval de la civilización egipcia.

Esfinge en Giza

Hechas las presentaciones, vayamos a lo práctico. ¿Cómo llegar desde El Cairo a las Pirámides? Una de las opciones es ir con viaje organizado, pero nadie que se acoja a ello seguirá leyendo esté fragmento. Para los demás, hay dos opciones principales:

  • En transporte público: Podemos tomar la línea 2 del metro de El Cairo y bajar en la estación de Giza (¡Ojo! No confundir con la de la terminal de trenes). Desde allí nos separan unos 8 km a pie, no recomendables por el sol abrasador, que requieren unos 15-20 minutos de caminata. También podemos tomar un autobús o un minibús de los múltiples que parten de esta zona hacia Giza. Una opción son las líneas urbanas 900 y 997, incluidas en la red de transporte público. Partiendo del centro de El Cairo, otra opción es ir en las líneas 355 o 357 de autobús. Paran al lado del Museo Egipcio. Aunque esta opción es la más económica con diferencia, la situación actual en Egipto hace que algunas guías no la consideren recomendable.
  • En taxi: Ya sea desde la estación de Giza o desde El Cairo, el taxi es una opción cómoda y directa. Eso sí, requiere de mano derecha y previsión. Lo ideal es asegurarse que el taxi lleva taxímetro, y lo lleva encendido, nada más subir al taxi. De lo contrario, hay que preguntar el precio y regatear. Y aún con el taxímetro, la pregunta previa puede asegurarnos que no el aparato no ha sido manipulado. Durante el recorrido es frecuente que el conductor insista en hacer paradas por el camino. La tienda de antigüedades de su hermano donde te harán un buen precio, por ejemplo. Hay que dejar claro que no se desea comprar nada y que se espera un trayecto directo.

Camello en las Piramides

Una vez en Giza, nos encontraremos con otros turistas en la misma situación que nosotros. Dependiendo de la época del año y de lo que haya salido en los telediarios los meses anteriores, masas o unas decenas. Es frecuente la venta ambulante y las ofertas de paseos en camello. Aceptar o no ya va a gusto del visitante, pero regatear es norma en cualquier transacción comercial. En lo que a monumentos se refiere, esto es lo que debemos saber sobre precios y horarios:

  • La Necrópolis abre sus puertas todos los días de 07:00 h a 19:30 h. Las Pirámides siguen el mismo horario, pero abren una hora más tarde. La entrada al recinto es gratis, pero hay que pagar por acceder a la zona de las Pirámides, por entrar a cualquiera de ellas y por el Museo de la Barca Solar. La entrada a Keops es sustancialmente más cara que el acceso a Kefrén o Micerinos. Recomendamos consultar los precios actualizados antes de viajar.
  • El número de visitantes en el interior de las Pirámides está limitado dadas las dimensiones del acceso y para preservar el lugar. Para Keops se reparten 300 entradas divididas en dos turnos. Un total de 150 se ponen a la venta a primera hora de la mañana, y las otras 150 sobre la 13:00h. El gentío suele entrar nada más adquirir su tiquet, así que el mejor consejo es esperar media horita o una hora tras la adquisición para asegurarse una visita más tranquila.
  • Las Pirámides se encuentran a pleno sol, sin apenas un resquicio de sombra. Se recomienda beber mucha agua, ir descansado y evitar la visita en ayunas o tras una copiosa comida.
  • Del mismo modo, el interior de las Pirámides es cálido, húmedo, polvoriento y algo asfixiante. Las personas que sufran problemas de asma o sientan claustrofobia deben evitar entrar a toda costa. Para que os hagáis una idea, a Kefrén se acceder tras 150 metros por un pasillo por el que hay que caminar encorbado, ya que es imposible ponerse en pie. La pendiente de la entrada a Keops obliga a los visitantes a descender de espaldas por un pasillo igualmente estrecho.

Por lo demás, solo queda disfrutar de una de las visitas más maravillosas del planeta. También recordamos que en Egipto hay cerca de un centenar de pirámides, y que las de Giza no son las únicas que se pueden visitar. Si odiáis hacer lo que todo el mundo hace, considerad estas alternativas.

Fotos: Lyn Gateley, David Stanley y Chris Brown.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...