Mi Buenos Aires querido

Buenos Aires tiene una intensa vida cultural donde el tango, las charlas de café y el teatro son elementos fundamentales en la vida cotidiana de sus habitantes.

El famoso Caminito de Buenos Aires con sus casas de colores

Cuando se habla de Sudamérica instintivamente pensamos en Argentina en primer o en segundo lugar. Para mí es una prueba de que existe un vínculo muy fuerte con este país, sin embargo,  por sorprendente que parezca, no es uno de los lugares más visitados por los españoles. Quizás, algo tenga que ver con los altos precios de los billetes de avión. Pero como es un destino que sí merece la pena visitar, os propongo que hagáis una apuesta decidida por su capital, Buenos Aires, y reservéis con antelación. De esta forma sí es posible conseguir alguno de los vuelos baratos que suelen aparecer en las agencias, sobre todo, fuera de temporada alta. Pero sin duda, es un sacrificio que Buenos Aires merece.

La capital de Argentina tiene un aire muy europeo, no en vano se la conoce por la París de Sudamérica. Una urbe con una identidad propia que le diferencia del resto de países del hemisferio sudamericano. Es un destino que tiene tanto que ver que lo mejor es sencillamente dejarse seducir por sus barrios, cada uno de ellos con una clara personalidad que le diferencia del vecino. Su noble y variada arquitectura de estilo modernista, una música que la distingue en todo el mundo como es el Tango. Y es que una de las cosas que más destaca de esta ciudad es su movimiento cultural riquísimo e inagotable. Porque en Buenos Aires, la cultura y la palabra es lo primero.

Para empezar a recorrer Buenos Aires, lo mejor sería recorrer una de sus más representativas y una de las más queridas por los porteños. Porque Corrientes es la avenida de las librerías, los cafés, los teatros y las pizzerías. Su nombre es el de una provincia argentina. Atraviesa el centro de la ciudad y pasa por zonas tan típicas y relacionadas con el tango como Once, Abasto, Almagro y Villa Crespo. Como muestra de ello, un botón: una asociación de amigos de Corrientes instaló en algunas de sus esquinas escenas tangueras compuestas por figuras esculpidas, como la que se ve en la esquina con la calle Drago.

Conoce las opiniones de Aerolíneas Argentinas

La mayoría de las pizzerías más tradicionales están en esta avenida, especialmente en el centro de su largo recorrido. Porque como se sabe, los inmigrantes italianos dejaron su impronta en la cultura argentina. Y es que los porteños son un puzle de diversos orígenes que han creado una personalidad única. Alrededor del Obelisco, esta zona céntrica cuenta con la mayor concentración de librerías y teatros de toda la ciudad. Prácticamente todas las salas teatrales más importantes de Buenos Aires están en este tramo, como el Maipo, el Gran Rex, el Ópera, el Avenida, el San Martín, el Astral, el Lola Membrives, el Multiteatro, el Metropolitan y el Alvear, entre otros.

Las librerías de Corrientes suelen permanecer abiertas hasta después de la medianoche, especialmente los fines de semana, y las más grandes tienen bar y salas de espectáculos. Este trecho de la avenida también concentra una gran cantidad de los bares y cafés más famosos de Buenos Aires, como La Giralda, La Paz o El Vesuvi .

Que Buenos Aires es cosmopolita está claro. Esta gran urbe ha crecido gracias a la llegada de personas de todo el mundo, que vieron en la capital argentina como el lugar perfecto para una segunda oportunidad. Cuando el mundo se peleaba en las Guerras Mundiales, la ciudad porteña recibía a miles de individuos que huían del horror de la guerra. Por tal motivo, casi se duplica la población entre 1914 y 1936 de 1.576.000 a 2.415.000 habitantes. El multiculturalismo que esto trajo aparejado, convirtió en esta ciudad en un atractivo foco generador de tendencias europeas.

Un ejemplo de esta modernidad y una excepción dentro del bajo skyline de Buenos Aires es el Edificio Kavanagh situado frente a la Plaza San Martín. Se trata de una torre escalonada de hormigón de nada menos 120 metros de altura, 32 pisos y 105 viviendas. Cuando se inauguró en el año 1936 fue el edificio más alto de Latinoamérica y la mayor estructura en el mundo de hormigón armado. El estilo es racionalista, caracterizado por la austeridad de las líneas, la carencia de ornamentos externos y los grandes volúmenes prismáticos.

Como buena gran ciudad, existen grandes contradicciones en Buenos Aires. Como contraposición a este gran edificio está el famoso Caminito, que es una calle peatonal  de solo una manzana de extensión que no posee  portales. Lo más característico de esta zona es que cuenta con numerosas ventanas y balcones de casas de chapa multicolores alineadas a lo largo de su recorrido. Destaca la presencia de artistas, pintores y bailarines de tango que demuestran sus habilidades a los turistas. El nombre de la calle fue inspirada por el famoso tango titulado “Caminito” de Gabino Coria Peñaloza y Juan de Dios Filiberto.

Porque no sería completo el viaje sin dejarse seducir por el mundialmente famoso Tango, la manifestación cultural y popular más relevante de Argentina. Es la música que todos tienen en la cabeza cuando se hablar de este país sudamericano. En sus letras y música retumba la pasión, la melancolía, la sensualidad, a veces el drama, a veces la algarabía, el llanto, la alegría… Todo cabe en el tango porque es puro sentimiento.

Los pasajeros del vuelo Barcelona-Buenos Aires de Aerolíneas Argentinas reflejaron en general una buena opinión de un trayecto de larga duración. Sin embargo, algunos comentarios aconsejan a Aerolíneas Argentinas revisen algunas conexiones de su equipamiento audiovisual porque en algunos asientos no se escuchaba. En todo caso, se ha querido felicitar al trato del personal de vuelo que ha hecho lo posible para hacer lo más agradable una experiencia que suele crear molestias.

Un aspecto que destaca de este vuelo entre la ciudad condal y la capital argentina es que aún hay muchos pasajeros que no son conscientes de los límites de pesaje de su equipaje y durante la facturación tuvieron que abrir las maletas para adecuarse a la normativa. Quizás, nunca es mala idea revisar el peso antes de ir hacia el aeropuerto y así evitar sorpresas desagradables.

Fotografía: Dziczka

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...