Marrakech, ciudad lúdica

En esta entrada viajamos a conocer la ciudad marroquí de Marrakech. Se trata de un lugar mágico con hermosos palacios y jardines, una plaza central muy animada y casi lúdica, y mercados tradicionales llamados souqs

África es un continente lleno de misterios en el que aún hay mucho por descubrir. Sin embargo, allí encontramos destinos turísticos que son de la preferencia de muchos viajeros; en parte, por su gran oferta en hoteles baratos. Un ejemplo es la ciudad de Marrakech. Ubicada en el país de Marruecos, en la parte norte del continente africano, esta ciudad nos recibe con sus característicos muros de color ocre.

Marrakech tomada de Flickr por E for Ennio

Aquí nos encontraremos con callejones que serpentean por toda la ciudad y escucharemos el bullicio de los souqs, los mercados tradicionales de esta región. Marrakech es una ciudad de contrastes, lo cual se puede apreciar en sus dos distritos. Por una parte tenemos el distrito de Medina, fundado por los almorávides, y por otro lado está el distrito de la Villa Nueva, de origen francés colonial y modernista.


El visitante suele quedar encantado con el distrito de Medina y su corazón que es la Plaza Djemaa El Fna. Este lugar es el encargado de revivir la ciudad en cada atardecer cuando llegan las caravanas y se instalan aquí. En la plaza veremos vendedores de comida típica, encantadores de serpientes, narradores de cuentos, músicos y artistas que abren una puerta en el tiempo en Djemaa El Fna.

Si salimos de la plaza y vamos hacia el norte veremos los edificios religiosos más importantes de Marrakech, así como los souqs. Al sur de la plaza encontramos más bien los barrios imperiales y sus bellos palacios junto a sus monumentos. Por otra parte, en el distrito de la Villa Nueva, vemos un poco más de ordenamiento urbano.

Plaza Djemaa El Fna tomada de Flickr por madmarx

Allí están los edificios cívicos, los hoteles internacionales, los bares y los restaurantes típicos de cualquier ciudad. En Marrakech debemos conocer la mezquita de Koutoubia y Minarete que data del 1120 y que es el símbolo espiritual de la ciudad. Luego hay que ver el Palacio El Badi que data del siglo XVI  y es uno de los más bellos del mundo.

También debemos conocer las tumbas de Saadian que presentan techo en forma de domo, enyesados de ornato y grabados increíbles. Luego debemos ir a los Jardines de Menara, un hermoso olivar desde donde podemos ver las Montañas Atlas. Finalmente hay que ir de compras a alguno de los tradicionales souqs.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...