Curiosidades sobre el Mar Muerto

El lugar más profundo de la Tierra, el mar que no es un mar, las aguas en las que no flotar es imposible. El enigmático Mar Muerto define su peculiaridad a través de sus secretos, y nosotros los descubrimos.

El lugar más profundo de la Tierra

Es uno de los lugares más enigmáticos del planeta, y en consecuencia, una de las visitas más ansiadas. El Mar Muerto se sitúa entre Israel, Cisjordania (Estado de Palestina) y Jordania, y dibuja el paso del río Jordán por la parte más profunda de una depresión tectónica. Su peculiar ubicación, composición y exposición climática le otorga unas características únicas que lo difieren de cualquier otro mar del mundo. Y a continuación analizaremos sus curiosidades más destacadas.

La primera es conocida por todos. Por su alta concentración en sales minerales, en el Mar Muerto es posible flotar sin casi inmutarse. De hecho, la foto favorita de los turistas es aquella en la que se tumban a leer el periódico sobre sus aguas, sin sufrir por sumergirse en ningún momento.

Sin embargo, ahí va la primera curiosidad. Aunque es cierto que la salinidad del Mar Muerto es seis veces más elevada que la de cualquier océano, su composición es muy diferente a la del agua de mar. Muchos de los minerales de sus aguas, como el bromuro o el yeso, aportan riqueza a los países ribereños.

Las diferencias entre los mares ‘al uso’ y el Muerto también se explican por otra curiosidad. Una tan simple como que el Mar Muerto no es realmente un mar, sino un lago endorreico situado a 416,5 metros bajo el nivel del mar. Y al no compartir sus aguas con ningún océano cercano, la única forma que tiene de drenarse es la evaporación. Un fenómeno que, por otra parte, es frecuente en pleno desierto.

Otra curiosidad sobre este mar es su profundidad. Sus más de 400 metros bajo el nivel del océano lo convierten en el punto más profundo de la tierra. Además, presenta grandes contrastes en esta profundidad. Mientras que el sector norte casi alcanza esta cifra bajo su superficie, el sector sur apenas suma los 6 metros de profundidad. En cualquier caso, estas características únicas lo convierten en un escenario legendario perfecto. Se dice que bajo el Mar Muerto se encuentran las ciudades perdidas de Sodoma, Gomorra, Admá y Seboyim, destruidas por Dios con una lluvia de azufre a causa de la perversidad de sus habitantes.

Este estigma de destrucción podría haber influido en el nombre del lugar, Mar Muerto. Sin embargo, esto también se debe a otra curiosidad. Mientras que los océanos y mares son famosos por su riqueza submarina, las condiciones del que nos ocupa imposibilitan la existencia de vida animal o vegetal. Es, por tanto, un lugar ‘muerto’. Nosotros mismos podemos comprobarlo si nos zambullimos en sus aguas. El picor de ojos puede durarnos hasta dos minutos.

Aunque estas son las más peculiares, el Mar Muerto cuenta con otras singularidades más. Por ejemplo, una concentración de oxígeno un 15% superior a la del mar, o las propiedades curativas de sus barros y de los manantiales termales de los alrededores. No obstante, dejaremos que descubráis todas estas características por vosotros mismos.

Foto: Tracy Hunter.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...