Los mejores bodegones de Buenos Aires

Buenos Aires tiene sus bodegones, lugares con encanto histórico y donde se sirven de los más tradicionales y ricos platillos. Por estos días, podrás aprovechar de precios convenientes gracias a una iniciativa del Gobierno de la Ciudad, Semana de los Bodegones. Conoce los más importantes de ellos.

Buenos Aires y sus bodegones invitan a compartir momentos únicos, impregnados de ese aire tan particular de la capital argentina, una ciudad con historia y con presente, con esa atmósfera tan propia. Pues si visitas Buenos Aires por estos días, podrás aprovechar al máximo algunos de estos bodegones porteños que ofrecen de la mejor gastronomía casera en un espacio donde respirar las costumbres, el tango y un aire entre bohemio y sombrío.

Es que del 28 de septiembre al 4 de octubre próximo el ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires está impulsando la Semana de los Bodegones Porteños, una ocasión justa para sentarse a la mesa y compartir una buena charla mientras se degustan los sabores más tradicionales, y todo ello a un precio más conveniente.

Para que disfrutes al máximo de esta oportunidad, te compartimos en Viajes América Latina algunos de estos bodegones que no deberás dejar de conocer. El Obrero, se puede encontrar en el clásico barrio de La Boca, uno de los epicentros del tango y donde se encuentra el Club de Fútbol del mismo nombre.

Este local es ya un clásico: abrió sus puertas en 1954 con el fin de dar alimento a los trabajadores del puerto y fábricas de la zona, luego, devino en uno de los bodegones más conocidos y más populares de toda Buenos Aires. Son muchas las personalidades incluso internacionales que lo buscan.

Conserva su esencia y encanto, y sirve de los platillos más tradicionales como su payé de vainillas, o sus tortillas y carnes.

Otro de estos bodegones tradicionales es Albamonte, ubicado ya a una cuadra del conocido Cementerio de la Chacarita, y otro clásico de la ciudad ya que funciona desde 1958.

En este caso, fue abierto por dos hermanos italianos, por lo que su especialidad siguen siendo las pastas. De su menú, destacan los ravioles genoveses y los sorrentinos. Las pizzas, bien caseras y al mejor estilo de la abuela, constituyen otro de sus puntos fuertes.

En Palermo, por su parte, se podrá disfrutar de El Preferido de Palemo, un verdadero clásico: se trata de un bodegón que dio sus primeros pasos en 1880 como un almacén de ramos generales, que está declarado incluso Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires.

Finalmente, haremos mención del que muy posiblemente sea el más antiguo de toda la ciudad: El Puentecito, cuyo origen se remonta, nada más y nada menos, que a 1750, cuando funcionaba como una pulpería. Luego, pasó a ser un despacho de bebidas y comidas, una fonda, y desde 1958 funciona como un bodegón.

Está abierto las 24 horas del día y sus platos dicen los que los han probado- son realmente buenos.

Foto: hacedoraweb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...