Los glaciares de Tuni Condoriri en extinción

Cordillera Real de los Andes de Bolivia.

Hay paisajes mágicos que exigen que vayamos a visitarlos una vez en la vida, sea cuando sea, pero hay otros que nos piden prisa. Prisa porque están a punto de desaparecer y si no los visitamos ya, no tendremos ocasión de hacerlo en el futuro. Y digo esto porque el cambio climático no perdona. Ni siquiera a los parajes más ocultos de la naturaleza. Pondré un ejemplo. Perdidos en mitad de la Cordillera Real de los Andes de Bolivia, a 60 kilómetros de la ciudad de La Paz, se hallan los glaciares de Tuni Condoriri, rodeados de lagunas cristalinas, humedales y fauna andina. Deshabitados casi a la totalidad, estos glaciares representa una fuente de vida para las ciudades vecinas, La Paz y El Alto, dado que les aporta hasta el 40% del agua que consumen en su vida diaria. Y sin embargo, la vida de este bello paraje natural se está acortando a grandes zancadas. Otro maravilla natural en extinción.

¿Y qué tiene este lugar para atraernos hacia él? Aparte de esas increíbles vistas que solo pueden aportarnos las tierras bolivianas, Tuni Condoriri es uno de los mejores lugares para practicar todas las actividades de alta montaña y deportes extremos. Las ciudades de La Paz y El Alto también nos maravillarán. Pocas metrópolis pueden brindar algo semejante: un paraíso glaciar, vigilado celosamente por las montañas de nieves eternas.

Desde 1995, el Tuni Condoriri ha ido retrocediendo de 400 a 600 metros de longitud y su capa ha perdido hasta 30 metros de altitud. Un reguero de piedras y barro que antes estaba cubierto por el glaciar y ahora no, revela este retroceso. El deshielo está afectando cada vez más al lugar, pero las personas que habitan en La Paz o El Alto no asumen conciencia del peligro que representa su extinción. Entre 1956 y 2006 el sistema de glaciares del Tuni Condoriri perdió un 40 % de su superficie y se calcula que el glaciar del Tuni desaparecerá en 2025 y el del Condoriri en 2045.

Este es otro de los motivos que nos obligan a visitarlo. Irremediablemente el cambio climático va a acabar con ellos, pero nosotros aún tenemos la oportunidad de verlo con nuestros propios ojos. Y mientras muere lentamente, se seguirá pidiendo concienciación a las poblaciones colindantes y, lo que es más difícil, que la lucha contra el cambio climático esté presente en las agendas políticas de todo el mundo para evitar que lugares maravillosos como éste no caigan en las garras del olvido.

Fuente: diariodelviajero

Foto: Adamt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...