Los castillos y fortalezas más emblemáticos de la geografía española

Rumbo, la la agencia de viajes online líder en ventas según IATA, ha diseñado un recorrido por los castillos y fortalezas más emblemáticos de la geografía española, con alojamientos desde 50 euros por habitación doble y noche.

Aunque no lo sabemos, España es uno de los países más fascinantes en lo que respecta a la conservación de sus castillos (muchos milenarios), fortalezas y mazmorras. Existe una gran abundancia de ellos y presentan gran variedad artística, histórica y cronológica. Se trata de unos palacios diferentes al resto de centroeuropa por la particular arquitectura defensiva y práctica que presentan, con ventanas, jardines, capillas y patios donde la nobleza hacía una exhibición de poder. Además, la mayoría fueron abandonados con sus armas por lo que también podremos verlas si nos acercamos a estas maravillas.

Rumbo, la agencia de viajes online líder en ventas según IATA, ha elaborado un recorrido por estos fantásticos emblemas de nuestro país, con alojamientos desde 50 euros por habitación doble y noche. A continuación, hablaremos de los castillos que podremos admirar si contratamos la ruta:

En Tarifa encontramos el Castillo de Guzmán el Bueno, que fue construido por el califa cordobés Abederramán III en el año 960 y es de inspiración bizantina. Se sitúa frente al mar lo que le da una protección adicional.

Por otro lado, está el Castillo de Almodóvar del Río, en Córdoba, de origen árabe y una de las fortalezas medievales más características de la península. Se reconstruyó a partir de 1900 y pueden verse las mazmorras,vestimenta típica de la Baja Edad Media, el Vestidor del Rey y armas del medievo.

En Medina del Campo, Valladolid, encontramos el Castillo de la Mota, uno de los más populares. Se asienta sobre los restos de una muralla del siglo XIII. Ha tenido varias funciones en su historia: Prisión Real, Archivo, Escuela Superior de Mandos y Centro de Formación de la Junta de Castilla y León.

El Castillo de Santa Catalina se encuentra en Jaén y fue construido en 1624 por orden del rey Felipe IV para defender Málaga de los enemigos. A comienzos de 1900, el Conde de Mieres construyó su residencia al lado del fortín. Una residencia un tanto especial porque fue un palacio de estilo neo-árabe proyectado por arquitectos franceses que domina la bahía de Málaga. Ahora es Bien de Interés Cultural.

En Guadalajara podemos visitar una fortaleza medieval del siglo XIII-XIV: el Castillo de Siguenza. Tiene un patio interior muy grande con un viejo pozo, profundo y tallado en la roca y portaladas con escudos del siglo XVI y una galería de madera y revoco completando sus muros. Convertido en Parador Nacional, merece la pena visitarlo.

El Palacio Real de Olite en Olite, Navarra, ex propiedad de los Reyes de la región, es uno de los castillos góticos más importantes de Europa. Se trata de una construcción cortesana en la que los aspectos residenciales fueron más importantes que los defensivos. A principios del siglo XV, Carlos III ‘el Noble’ lo convirtió en sede real permanente y lo dotó de todo el boato.

En Palma de Mallorca podremos visitar el Castillo de Bellver, residencia real de Jaime II. Su estilo también es gótico y se construyó en el siglo XVI a unos tres kilómetros del centro histórico de Palma. Es uno de los pocos con planta circular y fue fábrica de monedas en el siglo XIX.

Por último, la ruta también nos permite visitar el Castillo de Peralada en Peralada, Girona. Fue calificado como Bien de Interés Cultural y se remonta al siglo IX con el nombre de castillo Tolón. En 1923 fue adquirido por Miquel Mateu i Pla, un erudito que hizo una amplia reforma y lo convirtió en sede de su colección de arte y libros eruditos. Hoy es sede de una bodega de vinos, alberga un casino y en sus jardines celebra el Festival Internacional de Música de Perelada en julio y agosto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...