Lohr, ciudad natal de Blancanieves

Gracias a la investigación del historiador de Lohr, Dr. Karlheinz Bartels, sobre el cuento de Blancanieves y los Siete Enanitos, se ha descubierto que Lohr, situdada en la Franconia Alemana, sería la verdadera ciudad natal de la protagonista del cuento.

¿En qué se inspiraría la brillante cabeza que ha creado historias tan recordadas por todos en la infancia? Estamos hablando, como no, de las películas de Disney, ¿quién no recuerda a Pinocho o a Simba? Todo el mundo tiene un hueco en sus corazones para ellos. Son muchas las tramas y todas nos gustan pero, de dónde surge tanto talento para crear es una de las incógnitas.

En otros post ya hemos hablado de Rothemburg, como la ciudad en la que vivió Pinocho, o el castillo de Neuschwanstein, figura del logotipo de la marca. Los dos están situados geográficamente en Alemania, pues bien, parece que a Disney le sigue gustando este país ya que Blancanieves también nació muy cerca de allí. Concretamente, en el municipio de Lohr, en la Franconia alemana, situada en el departamento de Bajo Rin, en la región de Alsacia.

Maria Sophia Margaretha Catharina von Erthal nació en este pueblo en 1729 e inspiró el literario de Blancanieves. Se trata de una localidad situada a orillas del río Meno, muy próxima a la frontera alemana pero que sigue siendo parte de Francia. La residencia familiar de la protagonista fue el castillo de Lohr y todas las relaciones entre los individuos que vivieron allí guardan un asombroso parecido con el cuento: padre, hija, madrastra, hermanastras…

No obstante, el principal indicio es el Espejo Mágico que hablaba, un espejo que ahora se encuentra en el museo del Spessart y que mide 1,60 metros de altura. Perteneció a los padres de Blancanieves que lo guardaban en el castillo y procede de la Manufactura de Cristal de Lohr. Fue un regalo del padre a su segunda mujer y cuando se dice que hablaba era por la cantidad de leyendas ocultas que existían en sus marcos, así como por sus propiedades acústicas que hacían que al hablar cerca de él se escuchara un fuerte eco.

En el cuento se habla de un bosque por el que huye Blancanieves (el Spessart) y el camino por el que corría era realmente el Höhenweg. A través de ese trayecto dejas atrás las siete montañas del Spessart para llegar al reino de los siete enanitos que, en realidad, serían los mineros que habían trabajando en las minas de Bieber.

En cuanto a la manzana envenenada, el investigador Karlheinz Bartels descubrió que la madrastra sumergió la mitad de la fruta en zumo de belladona. Las bayas contienen la Atropa Belladona que se utiliza, hoy en día, en medicina como narcótico. Por lo tanto, eso produjo en Blancanieves una rigidez como si hubiera muerto.

Fuente / Manos al Arte

Foto / Barbara Grimm

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...