Las Islas Vírgenes Británicas, antiguo refugio de piratas

Las islas Vírgenes Británicas están situadas entre el mar del Caribe y el Océano Atlántico. Son parte de las islas de Barlovento y forman un archipiélago de 36 islas, la mayoría de origen volcánico, menos la isla de Anegada, que es de origen coralino y por lo tanto es completamente llana. El resto son las típicas islas con playas de arena blanca, palmeras, selva tropical, etc. Estas islas fueron antaño un buen escondites para piratas y bucaneros.

Las islas Vírgenes Británicas forman parte de las islas de Barlovento. Están situadas al este de Puerto Rico, entre el océano Atlántico y el mar del Caribe.  Éstas forman un archipiélago de 36 islas, la mayoría de ellas de origen volcánico, excepto la isla de Anegada, que es de origen coralino. De entre las islas más importantes de este archipiélago, aparte de Anegada, están Tórtola, la más grande de ellas y la que tiene la capital de las islas Británicas, Road Town, también Virgin Gorda, que destaca por sus típicos «The Baths», Jost Van Dyke, Salt Island y Peter Island.

Las Islas Vírgenes Británicas

Las Islas Vírgenes Británicas son un paraíso ideal para alejarse del estrés.

Las islas Vírgenes Británicas tienen varios atractivos, uno de ellos es que su historia cuenta muchas leyendas de piratas, bucaneros y corsarios sobre tesoros escondidos y barcos asaltados durante la época del colonialismo, entre los siglos XVII y XVIII. Esto es porque estas islas se sitúan en un zona muy estratégica de acceso al mar del Caribe. Cada una de las islas mencionadas tienen un atractivo determinado, además, excepto Anegada que tiene un relieve llano por ser de origen coralino, el resto de islas son montañosas, con selvas tropicales, playas de arena fina, grandes palmeras, cuevas rocosas, aguas cristalinas, etc.

En el caso de Tórtola, es el lugar de las islas Vírgenes Británicas donde el turista va a encontrar más servicios , ya que en ella está situada su capital, Road Town, mientras que el aeropuerto de estas islas se sitúa en la vecina Beef Island, a la cual se accede a través de un puente. Esta isla, debido a su situación entre el océano Atlántico y el mar del caribe, tiene por un lado aguas ideales para la navegación gracias a los vientos y las corrientes y por el otro la tranquilidad de sus aguas caribeñas ideales para practicar snorkeling o buceo para disfrutar de su fondo marino. Pero hay otra isla de la que no podemos irnos si visitamos las islas Vírgenes Británicas, esta es Virgin Gorda, ya que en esta isla se encuentra una de las atracciones más significativas de la isla, los «Baths». Son unas piscinas naturales en una zona de rocas que permiten relajarse y disfrutar del descanso y la belleza de la naturaleza. En esta isla encontraremos playas completamente desérticas y  resorts de lujo.

Las Islas Vírgenes Británicas

Anegada es una isla de origen coralino

Pero si quieres disfrutar del submarinismo y del buceo, no hay nada como hacerlo en la isla de Virgin. Ésta es una isla preciosa rodeada de corales, de hecho a la isla la rodea un arrecife de corales considerado como el tercero más grande del mar del Caribe. Sus habitantes te podrán contar muchas historias de antiguos naufragios y en ella se encuentran restos históricos de más de mil años de antigüedad. También es destacable Jost Van Dyke, una isla con muy pocos habitantes pero muy hospitalarios, donde podrás divertirte con su música, saborear sus comidas y sobre todo disfrutar de un buen ron a orillas de la playa.

Foto1 | The Birkes en Flickr

Foto2 | ScubaBear68 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...