Las casas de Pablo Neruda

El poeta chileno Pablo Neruda tenía tres casas en su país que ahora funcionan como casas-mueso y podemos visitar. E la Casa de Isla Negra está enterrado, en La Chasona (Santiago) fue su velatorio, y en La Sebastiana buscaba el relax y el esparcimiento,

Una de las esculturas del jardín de la Casa de Isla Negra.

Seguramente, el nombre de Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto no les dirá gran cosa pero es el nombre real de Pablo Neruda, uno de los poetas más influyentes del siglo XX y Premio Nobel de Literatura en 1971. Aunque su militancia política lo llevó a pasar algunos años lejos de su país, en Chile encontramos tres de sus casas que se pueden visitar: La Casa Museo de Isla Negra, la Chascona en Santiago y La Sebastiana en Valparaíso. Miles de personas realizan cada año un recorrido al que vamos a acercarnos un poco.

La primera parada está en Isla Negra, una pequeña localidad en el centro de la costa chilena. Fue el propio Neruda el que la bautizó como tal debido a unas rocas negras que hay frente a la costa, ya que no se trata de ninguna isla. Hasta entonces, recibía el nombre de Quebrada de Calvín. El poeta compró la casa en 1939, y además de museo, es el lugar donde Neruda está enterrado desde 1992. Junto a él, también descansan los restos de su esposa.

Neruda compró la casa al volver de Europa y allí escribió el ‘Canto general’, un libro sobre la historia y la naturaleza de América. También es la casa donde paso sus últimos días antes de ser trasladado a Santiago, donde falleció. En el museo encontramos todo tipo de objetos relacionados con el mar, una de las fuentes de inspiración de Neruda. Mención especial se merece La Covacha, la sala donde Neruda escribió gran parte de su obra, a la que decidió ponerle un techo de zinc para escuchar la lluvia y recordar así su infancia. En las vigas hizo grabar el nombre de poetas fallecidos para recordar su amistad.

«La Chasona» es el apodo que Neruda le dio a su segunda mujer, y también como se conoce su segunda casa, a los pies del cerro San Cristóbal, en la capital. El poeta participó de forma activa en su diseño, que finalizó en 1955 cuando se trasladó a vivir allí. Tras el golpe de estado de Pinochet fue saqueada, lo que no impidió que se celebrara el velatorio del poeta. Como museo, difunde la vida de Neruda y hay una pinacoteca y esculturas africanas de madera. También podemos ver su comedor y su vajilla originales.

Acabamos en La Sebastiana, en Valparaíso, una casa frente al Pacífico que Neruda compró en 1961. En ella organizaba reuniones de amigos y fiestas, y es donde solía pasar el Fin de Año. Igual que pasó con La Chasona, fue saqueada después del golpe de estado de 1973, pero en 1994 se restauró y empezó a funcionar como casa museo. Alberga mapas antiguos, varios cuadros y reliquias de todo tipo.

Foto: Amsikle

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...