La Ruta 66 sobre ruedas

Si alguna vez has soñado con recorrer La Ruta 66, este es el post que debes leer. Te descubriremos todos los tramos y los secretos que esconde la mítica ruta de los aventureros sobre ruedas. Ya sea domando una Harley Davison, un mítico Cadillac o en Autocaravana. Coge tus gafas de sol y disfruta por la carretera de los que aman conducir.

Tramo de la Ruta 66

¿Quién no ha sentido siempre ganas de hacer una de las rutas con más historia y más «cañera» del mundo?. El asfalto de La Ruta 66, en Estados Unidos, está esperando a que la recorras como más te guste. Solo te aconsejamos que no lo hagas a pie, la mejor forma para hacer este tipo de viaje es juntarse con un buen grupo de amigos  y descubrirla juntos.

¿Cuáles son las opciones en las que puedes recorrer la carretera de los más rockers?. Una de las opciones por la que puedes optar es sobre dos ruedas, en Harley Davison. Imagina un atardecer a tu lado derecho, el viento sobre tu cara mientras conduces y al frente se acercan oscuras montañas, un paraje casi desértico y de película en el que el principal protagonista eres tú. Eso si es dirigirte al puro infierno, sintiendo que las ruedas de tu moto rugen conforme vas comiéndote los kilómetros de la carretera. Tu atuendo no puede ser menos que unos buenos vaqueros cómodos, chupa de cuero y tus ray-ban.

Otra de las opciones que te proponemos es hacer la ruta sobre un mítico Cadillac. El coche de los más malotes del driving y del más puro estilo americano. Cuando llegues a Estados Unidos lo suyo es alquilar el coche en la ciudad de inicio y devolverlo en la ciudad final de la ruta. Si lo que estáis pensando es hacer un viaje en grupo lo mejor es alquilar una autocaravana y tirarse a la carretera para hacer uno de los viajes de vuestra vida y además, juntos!. La comodidad de la aurtocaravana es que puedes ahorrar en hoteles para el viaje. Aun que nadie ha pensado que… si haces un viaje mítico, ¿por qué no hospedarse por una sola noche en los moteles que colindan en La Ruta 66?. ¿Hay algo más emocionante que eso?.

Entrando en materia la Ruta 66 es también conocida como la U.S. Route 66, Route 66, «La calle principal de América», «La carretera madre» y la Carretera de «Will Rogers», la estrella mejor pagada de Hollywood. Su nacimiento fue el 11 de Noviembre de 1926 aunque no se señalizó hasta el año siguiente. Ha día de hoy el trascurso de la ruta ha cambiado un poco por necesidades contemporáneas pero discurría desde Chicago y pasaba a través de Misuri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California, hasta finalizar en Los Ángeles con un recorrido total de 3.939 kilómetros.

Lo mejor es hacer el viaje con algo de tiempo, para no solo conducir, si no disfrutar de cada tramo, de las ciudades que vas encontrando y sobre todo del inigualable paisaje. Toma tu tiempo, haz un plan de viaje adecuado y asegúrate que no te quedarás tirado en medio de la nada!!.

Unos quince días o poco más de dos semanas bastaría para hacer la ruta. El tiempo lo decides tú, pero menos de dos semanas no vale la pena. Como hemos dicho la Ruta 66 empieza en la ciudad de Chicago, la ciudad del viento. Allí empezarás tu aventura con los primeros 324 kilómetros de Chicago a Springfield. El siguiente paso es desde Springfield hasta St Louis recorriendo unos 161 kilómetros más. Creo que lo mejor será para en esta ciudad para descansar de los casi 500 kilómetros iniciales. Así se puede ir a visitar el gran Arco de St. Louis que se dice que es el monumento más grande Estados Unidos, mide casi 200 metros de alto. El monumento representa la puerta que cruzaron miles de personas que se dirigían al oeste en busca de las nuevas tierras.

Ruta 66.

Una vez se haya descansado lo suficiente, seguimos con el recorrido de la ruta. De St Louis iremos a Joplin cruzándonos de un solo tramo el estado de Misuri. Por lo tanto 462 kilómetros más para el cuerpo y manos de una moto, de un fantástico coche o berreando con los colega en la autocaravana. De Joplin nos vamos a Oklahoma City que son otros 417 kilómetros. Por hoy ya va bien que 900 kilómetros en un día es mucho trabajo.  Además recomendamos que se hagan cambios de conductor si es posible para que no solo conduzca tanto una persona puesto que las carreteras son largas en algún tramo y puede hacerse algo pesado. Repartiendo los kilómetros en varios días o en varias personas se hace mucho más ameno.

Después de Oklahoma nos vamos hacia Amarillo, son solo 282 kilómetros hacia el este y nos encontramos en el estado de Texas!! como lo oyes vaquero, prepárate para hacer una parada en en el Lejano Oeste y probar en cualquier bar de allí la mejor carne americana que puedas pensar.  Después de recargar las pilas con el estómago lleno podemos hacer de Amarillo a Santa Fe, que son 452 kilómetros. Es un tramo importante del viaje pero seguro que de camino hemos visto un asombrante paisaje.

La nueva etapa es de Santa Fe a Gallup. Ahora si podéis sacar vuestra cámara de fotos porque el paisaje de éste tramo es polvo rojo y puros cactus de la región de Albuquerque. Gallup es ya la ultima localidad de éste estado así que preparaos para ir de Gallup a Grand Canyon en el nuevo trayecto de la ruta. En el Gran Canyon tienes opción, si quieres, de verlo en avioneta o en helicóptero. Dicen que en fotos es una pasada pero verlo con tus propios ojos es grandioso. En el estado de Arizona te sentirás como una águila más entre los cortes del Grand Canyon.

Después de las impresionantes vistas e insuperables por cualquier otra, nos dirigimos hacia Laughlin dejando atrás 320 kilómetros más. Entramos en la zona caliente y más gamberra del viaje y es que del estado de Nevada vamos a una de las ciudades más internacionales del mundo Las Vegas!! hemos llegado en 159 kilómetros desde Laughlin. Qué os voy a decir de Las Vegas si está todo dicho y escrito. Jugaros un poco de pasta y a ver si suena la flauta. Por supuesto que se hace una parada en Las Vegas aunque se conduzca al día siguiente con resaca pero la ciudad del juego por excelencia hay que saborearla.

De las Vegas vamos a Victorville. Después de unos 295 kilómetros estamos en la penúltima ciudad del recorrido porque de Victorville nos dirigimos hacia la última parada que es Los Ángeles.  Ya hemos consumido los 171 kilómetros que nos faltaban para acabar el recorrido de La Ruta 66. No hemos parado ni un solo momento de alucinar con este viaje. Es un viaje mítico y sobre todo especial.  Solo aquellos viajeros que disfrutan recorriendo cada hueco del mundo saben lo que significa esta ruta y lo que les llenaría esta experiencia.

Contadnos la vuestra si ya la hicisteis.

Fotos / Autor Vvillamon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...