La perla de Punta Cana

La Isla Saona es una de los pequeños islotes que rodean la República Dominicana y en la que se podrá visitar bancos de peces, manglares tropicales y el Parque Nacional del Este.

Un auténtico paraíso terrenal de playas increibles

Hace unos meses, cuando estábamos inmersos en uno de los inviernos más lluviosos y fríos que se recuerda en los últimos años, soñaba con que llegara pronto el verano para poder disfrutar de las vacaciones, siempre tan deseadas pero que también pasan casi sin que uno se dé cuenta. Ahora, con la crisis a cuestas, aún es más merecido el descanso tras medir cada euro como si se tratara de un tesoro. Y qué mejor que hacerlo en uno de los destinos que más éxito está teniendo en los últimos años: Punta Cana, en la República Dominicana. No es difícil imaginarse algunas de sus razones: sol, arena blanca, aguas cristalinas… Aunque siempre se puede buscar una nueva razón para echar un vistazo a algunos viajes a Punta Cana.

Por ejemplo, una de ellas podría ser la de visitar la Isla Saona, que es una de esas excursiones que pueden ser contratadas desde alguno de los maravillosos hoteles que copan Punta Cana. Se trata de una isla situada al sureste de la República Dominicana y tiene nada menos que 110 kilómetros cuadrados. Ubicada en la provincia de La Romana, forma parte del Parque Nacional del Este.

Para llegar a este pequeño paraíso natural, se viaja en catamarán hasta la costa de esta pequeña isla. Allí se puede visitar la pequeña y pintoresca población de pescadores llamada Mano Juan, donde se podrá bañarse entre sus inigualables aguas cristalinas y pobladas de peces que comparten espacio con los turistas con una gran naturalidad. Uno de los mejores lugares dónde recuperar fuerzas es un restaurante cubierto con hojas de palmera.

Otro de sus principales puntos de interés son los gigantescos manglares que separan esta Isla Saona de tierra firme. Además, aprovechando su protección, se resguardan grandes bancos de peces de colores que se acercaran en busca de algo de comida. Siguiendo por esta zona, se podrá observar el banco de arena más grande de la zona, donde habitan muchas especies marinas, quizás las que más me llamen la atención son las estrellas de mar. Aunque hay que avisar a los más pequeños que no encontraran a Patricio, el amigo estrella del archiconocido Bob Esponja. Bromas aparte, también se podrá nadar en la que se conoce como la piscina más grande del mundo, bautizada así por su poca profundidad (menos de 1 m) y situada a una distancia de 400 m de la costa en medio del mar.

Fotografías: Arteunporro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...