Kuala Lumpur: el corazón de Malasia

Es la capital de Malasia, y una de las ciudades más tolerantes a la diversidad. En ella conviven diferentes etnias sin ningún problema, y asimismo edificios modernos (rascacielos futuristas) se mezclan con los históricos (como mezquistas o templos hinduistas). Los más llamativo de sus adentros son las Torres Petronas, de 452 metros, las cuales, llamadas aquí las torres gemelas, pueden ser vistas desde todos los rincones. Además, se han convertido en la imagen de todos los objetos de recuerdos. Kuala Lumpur tiene otros encantos, conócelos.

Hay ciudades en el mundo que atraen de inmediato. Por su belleza exótica, por su historia, su cultura o bien por su desarrollo bien del siglo XXI. Mientras Dubai crece a pasos agigantados destinando su desarrollo a un turismo de lujo (por lo que se proclama la ciudad más rápido en crecer, debido a la cantidad de rascacielos que está llevando a cabo), otras como Kuala Lumpur crecen basándose en las nuevas tecnologías con la idea de alcanzar el futuro cuanto antes.

Edificio modernos que se mezclan con edificios históricos, una ciudad con tráfico (como todas las capitales mundiales), pero impoluta como pocas, y una mezcla de culturas que se fusionan para conformar una de las  metrópolis más tolerantes a la diversidad. ¿Qué esperas para conocerla? Descubre la gran variedad de alojamientos en Kuala Lumpur.

Kuala Lumpur, enclavada en el estado de Selangor (del que fue su capital hasta la década de 1970), es la capital de Malasia y su mayor ciudad. Una urbe cosmopolita y multicultural, llamada popularmente en el país como KL, que vale la pena conocer.

A ella se ingresa por su aeropuerto internacional, símbolo de la modernidad que avasalló en Malasia, el cual es enorme, está preparado para recibir a más de 20 millones de pasajeros por año. Apenas se sale de él para ir a recorrer la metrópoli, el turista queda impresionado por la gran cantidad de edificios, resultado del avance imparable de la modernidad.

Sobresalen numerosos rascacielos, algunos espejados y otros recubiertos de metal que resplandecen en su plateado futurista. También llaman la atención los trenes que pasan entre ellos, a toda velocidad, los cuales se encuentran a veinte metros del suelo. Por otro lado, la ciudad se presenta impecable y lujosa.

Para quien desee obtener una vista panorámica de toda ella debe acceder al mirador de las Torres Petronas (foto) o de la Torre Menara (esta última, torre de comunicaciones, incluye un restaurante, una cafetería y un pequeño museo). Las primeras torres, llamadas aquí las torres gemelas, son una de las principales atracciones de la ciudad.

Las famosas Torres Petronas, de 452 metros de altura (las segundas más altas del mundo), fueron diseñadas por el argentino César Pelli, y se pueden observar desde toda la metrópoli, su omnipresencia es bien perceptible desde todo recóndito lugar. Fueron inauguradas en el año 1998, y desde entonces se convirtieron en el icono de la capital de Malasia. Es así que su imagen se encuentra en todos los objetos de recuerdo, como remeras, ceniceros, lapiceras, relojes, tazas, y muchos más.

Éstas se hallan en la zona del Triángulo de Oro, un barrio financiero y comercial, donde también está el Parque KLCC y los lugares de moda de Jalan Bukit Bintang, Jalan Sultan Ismail, y el barrio Bangsar Baru -al oeste de la ciudad-, del que destacan sus cafeterías con terrazas, que se llenan de turistas.

El corazón de Kuala Lumpur se halla en Dataran Merdeka (Plaza de la independencia), la cual constituye un buen punto de partida para recorrerla; aquí se encuentra el Royal Selangor Club –club social fundado en el año 1884, el cual es un ejemplo de la arquitectura colonial-, y el Edificio Sultan Abdul Samad (sede de la corte alta y suprema) -es una mezcla de arquitectura victoriana y árabe, y su  torre del reloj mide 40 metros -.

(Dataran Merdeka. Foto: en.wikipedia.org)

Asimismo, hay que visitar la Mezquita Nacional (Masjid Negara, de 1965), templo al cual es necesario ingresar descalzo (no te dejan sino), y el edificio de la Malayan Railway Administration, que fue construido en 1911 por el británico Arthur Benison Hubbock; en el año 2001 fue restaurado y se convirtió en patrimonio nacional.

En las afueras de la ciudad, a 70 kilómetros de ésta, hacia el aeropuerto internacional, se encuentra la nueva ciudad administrativa de Putrajaya (fundada en 1995) y la ciudad de alta tecnología Cyberjaya (fundada en 2003), ambas conforman el proyecto llamado «Supercorredor Multimedia», cuyo objetivo es transformar a Malasia en una nación consolidada en un ambiente multimedia.

Una de las cosas que más destacan de esta ciudad es la tolerancia, ya que en ella conviven diferentes grupos étnicos, divididos en diversos barrios, como Chinatown (donde su calle Petaling es la protagonista), el cual cuenta con sus típicas tiendas y su alborotado y ruidoso mercado nocturno; Little India y el Art Deco Central Market (también se lo conoce como Pasar Seni o Pasar Budaza), en este mercado (cuyo edificio es de fines del siglo XIX) se exhibe arte y artesanía nacional.

Hay que destacar que la cultura malaya es el resultado de la fusión de distintas razas, como la china, hindú e inglesa (marca de la colonización). Todo esto ha dado como resultado que en un mismo vecindario convivan grandes mezquitas, pagodas taoístas, templos hinduistas y budistas, edificios de arquitectura británica, con los edificios modernos. Por otro lado, el 60 % de los habitantes es de origen malayo, hay un 30 % de chinos y un 10 % indio; y la religión predominante es el islamismo y existe una minoría hindú.

Entre otros atractivos para conocer se encuentra, por ejemplo, uno de los lugares históricos de la ciudad, la antigua estación de ferrocarril de 1910, de inspiración árabe (la cual ya no funciona), la mezquita Jamek a orillas del río, el Museo Nacional, junto a los Jardines del Lago, donde se puede hacer un recorrido para conocer un poco más acerca de la cultura nacional, así como los orígenes de la población del país. Otros son: Tugu Negara -monumento nacional a los caídos- y las Cuevas Batu, en las afueras.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...