Joya de Cerén y San Andrés

El sitio arqueológico Joya de Cerén junto a las ruinas de San Andrés conforman una ruta arqueológica ubicados a sólo 3 kilómetros de distancia uno del otro en donde se puede descubrir cómo era la vida de sus antiguos moradores.

¿Cómo se puede llegar a este lugar arqueológico?

Partiendo desde el San Salvador coger la carretera Panamericana (CA-1) y en el desvío hacia San Juan Opico, atravesando el río Sucio girar a la izquierda y allí es donde se ubica el sitio arqueológico Joya de Cerén.

Paseo y actividades.

Joya de Cerén es una huella arqueológica, la más significativa del país, este lugar fue descubierto en el año 1976 bajo de una capa de ceniza volcánica, hallándose una aldea precolombina de arquitectura doméstica que exhibe la vida diaria de los primeros pobladores del territorio.

Se piensa que fue habitado por corto tiempo, solamente un siglo, hasta la erupción del volcán Laguna Caldera en el año 590 d. C. La ceniza húmeda sepulto por completo esta aldea pero conservando intactas sus estructuras y objetos de uso cotidiano.

Al parecer los habitantes abandonaron el lugar debido al fenómeno natural dejando la totalidad de sus pertenencias, inclusive la comida que estaban preparando en el momento de este siniestro.

Muchos describen a Joya de Cerén como la “Pompeya de América” y por su valor histórico el cual le ha valido el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad, concedido por la UNESCO, es la única muestra de vida de la cotidianidad de las culturas precolombinas en Centroamérica.

Los demás sitios arqueológicos en la región son restos de tumbas, templos o evidencias de la política y comercio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...