Joao Pessoa y sus 117 kilómetros de playas brasileñas

Las playas más famosas de Brasil se concentran en otras ciudades, pero el litoral de João Pessoa no tiene nada que envidiarles. 53 playas para todos los gustos y un sorprendente casco histórico es lo que la ciudad más al este de toda América ofrece a sus visitantes.

Las playas de Río de Janeiro son, probablemente, las más famosas de Brasil e, incluso, puede que de todo el planeta. Sin embargo, la costa del país de la samba está repleta de hermosos lugares que merecen la pena tanto, o más, que las de la famosa ciudad. Muchos de ellos los encontraremos en João Pessoa y sus alrededores, puesto que esta ciudad del nordeste brasileño nos ofrece 117 kilómetros de playas para todos los gustos.

coqueirinho

La playa de Coqueirinho, rodeada de palmerales, es una de las más bellas de João Pessoa.

La capital del estado de Paraiba es una ciudad poco conocida fuera de Brasil, por lo que por sus calles no nos encontraremos con el turismo masivo de muchas de sus vecinas. Ello también le da un aspecto más amable a sus playas, sobretodo a las que se sitúan más lejos del núcleo urbano. Si queremos conocerlas, podemos usar el trasnporte público, aunque cabe decir que la mejor y más cómoda opción es alquilar un coche.

Con él podremos ir hasta la exótica playa de Coqueirinho, a 35 kilómetros de la ciudad, donde podremos disfrutar de un agradable baño en sus tranquilas aguas, rodeados de palmeras y de fina arena. No muy lejos de allí se encuentra Tabatinga, a la que accederemos tras descender por una bella escalinata. Una vez lleguemos al final del recorrido no quedará más que disfrutar del lugar zambulliéndonos en sus increíbles piscinas naturales.

Pero, sin lugar a dudas, las más llamativas de las playas de João Pessoa son las de Picaozinho, todo un paraíso para los buceadores, y las de la Isla de Arena Roja, a dos kilómetros mar adentro. Allí, lo que nos encontraremos será un sorprendente banco de arena que aparece y desaparece según baje o suba la marea. De manera que si nos apetece darnos un baño nocturno, mejor que no vayamos hasta allí, pues hasta que no salga el Sol no habrá playa.

arena roja

La playa de Arena Roja, que desaperece por las noches a causa de la marea, es una de las más concurridas de la ciudad.

Así, lo mejor será que aprovechemos la noche en las playas de Tambaú y Cabo Branco, las más cercanas a la ciudad y las que más vida presentan después del atardecer. Por el día, si queremos descansar un poco de tanta playa, João Pessoa también tiene mucho que ofrecernos, puesto que, fundada en 1585, es la tercera ciudad más antigua de Brasil. Además de su colonial, barroco y pintoresco casco antiguo, destaca el Fuerte de Santa Catarina, levantado por los portugueses en 1589. La Iglesia de San Francisco, levantada en 1602, también es digna de ver.

Por último, antes de irnos debemos intentar hacer dos cosas. La primera es aprovechar que João Pessoa está en el punto más oriental de todo el continente americano para contemplar uno de los más bellos amaneceres del mundo; el atardecer tampoco tiene desperdicio, sobretodo si lo admiramos desde el río Paraiba, donde la puesta de Sol se convierte en una experiencia única al ritmo de los músicos callejeros. La segunda y última debe ser hacer una excursión a la vecina ciudad de Olinda, cuyo casco histórico colonial fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Allí, si acudimos en la época exacta, también podremos conocer uno de los grandes carnavales de Brasil.

FOTOS deltafrut y carlosRoberto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...