Dominica, la isla de los cetáceos

La isla Dominica se destaca por su espectacular naturaleza, con cientos de ríos y saltos de agua, manantiales, cascadas, arrecifes y paisaje volcánico. Es una isla ideal para la observación de cetáceos donde se pueden observar en alta mar ballenas, cachalotes, delfines, orcas, etc. Uno de sus inconvenientes es que está situada en una zona de huracanes, pero tiene una belleza natural ideal para el senderimo y el submarinismo.

Dominica es otra de las islas de Barlovento que se sitúa en el mar del Caribe, entre las islas de Martinica (al sur) y Guadalupe (al norte). Esta isla tiene dos ciudades importantes, su capital Roseau y la ciudad de Portsmouth. La capital de Dominica, la ciudad de «Roseau», se fundó en el 1700 por lo franceses, pero luego pasó a manos inglesas hasta que en el año 1978 Inglaterra le otorgó la independencia a la Commonwealth of Dominica dentro, claro está, de la Commonwealth Británica. Un paseo por las callejuelas de la ciudad nos transporta por su pasado y nos deja entrever la arquitectura victoriana fruto de los conquistadores.

Imagen del litoral de la isla Dominica

Pero al margen de las ciudades, esta isla se destaca por su gran cantidad de ríos (un total de 365, que provocan cientos de saltos de agua a cada cuál más hermoso), cascadas, manantiales (como el de «Champagne» de agua caliente), su selva tropical, su naturaleza volcánica, como el lago termal «Hirviente» que se halla situado en un cráter volcánico y está considerado como el segundo lago en ebullición más grande del mundo, arrecifes de coral y dos parques naturales protegidos: el Parque Nacional Cabrits y el Parque Nacional Morne Trois Pitons. En el Parque Nacional Morne Trois Pitons encontraremos una mezcla de paisajes volcánicos y bosques tropicales que forman parte del Patrimonio de la Humanidad des de el año 1995.

Un salto de agua en los bosques tropicales de Dominica

Como curiosidades naturales de la isla diremos que tiene un ave nacional llamado «loro de Sisserou» y uno de los desiertos más importantes del Caribe. Destacan pocas playas en esta isla, algunas de ellas son: playa Postsmouth (de arena negra), playa Hampstead, playa Calibishie, playa Cabrits o la playa Douglas Bay. Otra de las curiosidades de la isla es la facilidad para poder ver los cetáceos, sobre todo si alquilamos un barco que nos lleve a la zona de alta mar, ya que en sus aguas hay cachalotes durante todo el año. También podemos ver delfines moteados, de nariz de botella u otras especies de cachalotes y delfines. También podemos llegar a ver orcas y diferentes tipos de ballenas.

Uno de los deportes que más busca el turista en esta isla, aparte del senderismo, es el submarinismo, ya que la isla tiene diversas zonas ideales para descubrir las maravillas de un mundo submarino de origen volcánico. Una de las mejores zonas para este deporte es al sur de Roseau, la capital de Dominica.  Cabe destacar que uno de los inconvenientes de la isla es que está situada en una zona de huracanes. Un ejemplo devastador fue en el año 1979, cuando la isla estuvo afectada por el huracán «David»  o en el año 2007 cuando el huracán «Dean» sacudió la isla.

Foto1 | kretyen en Flickr

Foto2 | WalkingGeek en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...