Hoteles que han cambiado nuestra manera de alojarnos cuando viajamos

Te mostramos algunos hoteles pioneros, que instalaron medidas y comodidades que hoy en día nos resultan imprescindibles.

Minibar

A todos nos gusta descubrir nuevos hoteles donde alojarnos en nuestros viajes, ya sean extravagantes, curiosos o, simplemente, lugares con encanto donde pasar una estancia cómoda y agradable. Pero, muchas veces, pasamos por alto la historia que se esconde detrás de cada uno de esos alojamientos. Algunos de ellos se alojan en edificios históricos; otros han sido escenario de episodios que han pasado a la posteridad. Y otros, como nos cuentan desde esta recopilación elaborada por la CNN, han escrito su propia historia con una buena dosis de innovación y han cambiado nuestra forma de alojarnos mientras viajamos. ¡Prepárate para conocer hoteles pioneros!

Viajamos atrás en el tiempo hasta el lujoso The Waldorf Astoria, en Nueva York. Allí se inventó, en los años 30, el servicio de habitaciones, que supuso una verdadera revolución para la industria turística. Aunque hoy en día es motivo de debate por haber quedado algo obsoleto, este servicio significó una nueva comodidad para los clientes más selectos, que podían pedir lo que quisieran sin tener que salir de la habitación.

Algo parecido sucedió con los minibares en las habitaciones, que implantó el hotel Hilton de Hong Kong en 1974. Aunque los minibares ya existían, a ningún establecimiento se le había ocurrido ponerlos a disposición de los huéspedes. Hoy, décadas después, nos preguntamos si fue una buena idea o un complot para vaciar nuestros bolsillos. Sea como sea, fue un gran avance en materia de comodidad.

Otros hoteles fueron pioneros en aplicar medidas que hoy en día consideramos imprescindibles. Por ejemplo, el Adolphus Hotel, en Dallas, se convirtió en el primer hotel del mundo en instalar aire acondicionado en las habitaciones. Corrían los años 50 y las temperaturas veraniegas en el hotel a veces eran insoportables, así que el Adolphus decidió proporcionar aire fresco a los huéspedes, una comodidad que hoy nos resulta esencial. Lo mismo ocurrió con el Four Seasons de Park Lane, en Londres, el primero en ofrecer jabón y champú a los huéspedes en los años 70. Sin esa medida, hoy visitaríamos un hotel y el baño estaría vacío por completo.

Foto / James Fraleigh

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...