Hamburgo, una ciudad diferente

Hamburgo, una ciudad diferente.

Alemania siempre será uno de esos países con un marcado carácter turístico, que atrae diariamente a cientos de visitantes de todo el mundo. Pero lo que realmente destaca de este país son sus magníficas ciudades, su impresionante forma de vida y sobre todo, su alto nivel cultural e histórico. Mucho se ha escrito ya sobre Berlín, capital de esta nación, la que se puede calificar como toda una ‘ciudad museo’. Sin embargo, hay un gran número de ciudades que apenas son nombradas por los historiadores, o por las agencias de viajes, pero que sin embargo también merecen un especial nombramiento en la historia de Alemania. Ese es el caso de una ciudad situada justo en el país central de Europa: Hamburgo.

En Hamburgo existe una gran cantidad de oferta turística que nada tiene que envidiar al resto de capitales europeas. Con más de 50 posibilidades, en esta ciudad se puede disfrutar de teatros, de centros comerciales, de galerías, de puntos de interés turístico, de zonas culturales, y un largo etcétera que ocupará mucho más de un fin de semana en conocerlos todos.

Uno de los lugares en los que la visita debe ser obligatoria en Hamburgo es el Panoptikum o Museo de Cera. Un museo totalmente recomendado por aquellos quienes lo han visitado, y que posee una gran variedad de figuras de cera, siendo el más antiguo e importante de todo el país. Contiene más de 100 personajes, tanto de personas de relevancia de la historia hasta artistas de hoy en día, a tamaño real y con una similitud espectacular. Personajes como Einstein, Lady Di, Los Beatles o Michael Jacson son las figuras más visitadas por los turistas de todo el mundo.

Otro de los lugares de los que merece la pena visitar, es el Museo de Café Burg, lugar en el que quedarás totalmente atrapado gracias a su intenso aroma a café. En este lugar, además de disfrutar de una taza aromática, caliente y excitante, también podrás descubrir todas las características acerca de las semillas, de las plantas, de las infusiones y del proceso íntegro de la elaboración de uno de los mejores cafés del mundo.

Hamburgo, una ciudad distinta.

Y por último, pero no menos importante, también hay que disfrutar y visitar el increíble Wunderland, también conocido como el Museo de las Miniaturas. En este museo se encuentran unas fascinantes creaciones en miniatura de paisajes, de medios de transporte, o de cualquier objeto cotidiano que se pueda encontrar en la vida real. Incluso podrás encontrar una creación exacta de ferrocarril, con los trenes funcionando sobre una vía que alcanza un total de unos 15.000 metros. Algo realmente espectacular.

No es de extrañar que este museo, que este conjunto de miniaturas se haya hecho eco en el libro más famoso del mundo, el Guiness de los récords. Y es que Hamburgo merece tal reconocimiento. E incluso más, merece ser nombrada una ciudad única, especial, histórica y sobre todo, muy bella. Sus calles, su gente y su ambiente, todo un símbolo de la elegancia de Alemania.

Foto: JorgeBRAZIL

Foto 2: JorgeBRAZIL

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...