Girona nos muestra su pasado

Esta ciudad española tiene varios atractivos que van desde algunos parques naturales, museos hasta monumentos, que destacan el pasado romano, árabe y hebreo de Girona.

(Vista de la Catedral. Foto: es.wikipedia.org)

Girona es una bella ciudad española que posee todo tipo de encantos, que van desde espacios naturales (como el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, el de Aigüamolls de L’Empordà o el de Massís del Montseny), hasta museos (Museo Capitular, Museo de Arte, etc.) y destacados monumentos. Busca ya alojamiento en Girona en alguna agencia de viajes y procura conocerla.

Esta metrópoli de Cataluña se halla enclavada en el valle del Ter (a 75 metros sobre el nivel del mar) y se la conoce como la “Ciudad de los Cuatro Ríos”, es atravesada por los ríos Ter, Güell, Galligans y Oñar (éste divide el casco histórico de la ciudad moderna, en la cual hay ejemplos del modernismo catalán -obras de Rafael Masó-).

Cuenta con un rico patrimonio histórico, el cual se manifiesta ampliamente en el casco histórico, donde hay construcciones medievales y ejemplos de su pasado romano (fue fundada por este pueblo en el siglo I a.C.), árabe y hebreo.

En el recinto amurallado de la Força Vella se encuentra la Catedral (o Santa María), la cual fue construida entre los siglos XI y XVIII, en cuatro estilos: románico, gótico, renacentista y barroco. Además, en la Plaza de la Catedral se encuentran la Casa Pastors -edificio renacentista, actual Palacio de Justicia- y la Pia Almoina.



En el caso antiguo hay construcciones civiles -como la Casa de l’Ardiaca y el Palacio Episcopal- y otras religiosas, como el monasterio de Sant Pere de Galligants, la Basílica de Sant Feliu, el monasterio benedictino de Sant Pere de Galligants (monumento histórico-artístico), la iglesia de Sant Nicolau o el convento de Sant Doménech.

(Casas colgadas del Oñar. Foto: es.wikipedia.org)

La judería de Girona muestra su pasado árabe y hebreo. Se trata de numerosas pequeñas calles que forman el Call, una de las juderías mejor conservadas del país y uno de los núcleos medievales mejor conservados de Europa. De él se destaca el Centro Bonastruc Ça Porta -antigua sinagoga convertida hoy en centro de estudios- y el Montjuïc -monte de los Judíos-.

Asimismo, en Girona sobresalen los Baños Árabes -ubicados en un edificio de estilo románico, clausurado en el siglo XV- que fueron construidos en 1194, imitando la estructura de los baños musulmanes. Las Casas del Oñar, casas colgadas sobre este río, son un símbolo de la zona, y desde ellas se obtiene una panorámica espectacular.

Por último, entre otros atractivos mencionamos a la Plaza de la Independencia, una de las más famosas y concurridas de Girona. Se encuentra en el centro de la ciudad, en el Barrio de Mercadal. Establecida donde estuvo el Convento de San Agustín, también se conoce como Plaza de San Agustín.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...