La gastronomía asiática: un mundo nuevo de sabores

comida asiatica

La gastronomía asiática, para los paladares occidentales, puede resultar un tanto extravagante. Y cuando hablamos de Asia, no nos referimos precisamente al Wok de enfrente de tu casa, que es lo más convencional y europeizado para ganar dinero. Sin embargo, podríamos calificar a la comida de Asia (un continente grande que abarca países y culturas muy diferentes entre sí) como variada e indescriptible. En común, todos los países tienen la tradición de comidas coloridas, muy aromáticas y frescas.

Salteadas, hervidas al vapor, fritas… esas son algunas de las maneras de cocinar los diferentes tipos de pescados, el arroz y las salsas, complementándolos con sopas de fideos. Pero la comida asiática no solo son fideos y arroz. También podemos encontrar elementos que la hacen exótica e interesante: los brotes de bambú (una especie de espárragos amargos, que al cocinarse pierden esta propiedad), las vainas de tamarindo (su interior, unos brotes ácidos, suelen utilizarse para condimentar), el coco (sobre todo su pulpa mezclada con agua, que sirve para suavizar el picante), la col china Pak Choi (similar a la acelga, se puede servir cruda o rehogada), la salsa de soja (existen varios tipos diferenciados por el color: la más oscura es más fuerte), las algas (es un complemento, y entre las más comunes podemos encontrar Iziki, Kombu, Agar-Agar, Nori), y las setas Shitake (que son disecadas y tiene un gran sabor).

Su éxito en el mercado occidental se debe a su alto contenido en vegetales y el bajo contenido de grasas. En un tipo de vida en el que pretendemos estar más saludables y guapos, eso vende. Se rigen por pocos dulces y poca carne, y la preeminencia de las legumbres y el arroz, pero cada una tiene rasgos típicos. Entre los más conocidos, el sushi japonés, el té verde y los mariscos en China, o los granos y especies en India. Parece ser muy saludable, y de hecho, lo es, pero también tiene inconvenientes. Si vamos a un restaurante occidental que cocine comida asiática, en general no podremos encontrar bajos niveles de grasa. Pero incluso si vamos a un país de Asia, encontraremos un abusivo uso de la sal, no muy recomendable para el corazón. Tampoco es recomendable el excesivo consumo de proteínas de algunos países, así como tampoco el tipo de grasas utilizadas, como el aceite de coco, la mantequilla desleída o aceites vegetales refinados. Si hablamos de ventajas, tenemos como ejemplo la poca cantidad de hidratos de carbono refinados y azúcares empleados, el mayor consumo de pescado, la soja, las proteínas naturales, el consumo de frutas y verduras de estación (más frescos), y el té verde.

Curiosidades:

En Japón, el obento es una especie de tupper en el que se guarda la comida para, por ejemplo, llevar al trabajo. No es nada más ni nada menos que una caja de madera confeccionada con estética y color. En China, se comen animales, como los perros o los gatos, que nosotros consideramos mascotas. Y en Tailandia, el curry tiene tanta importancia que hay distintas variedades: curry amarillo, verde, rojo y Massaman.

Fuente: Asia viaje, Alimentación sana

Foto: Gorski

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...