Festival de colores otoñales en la ‘ruska’ finlandesa

En Finlandia el otoño dura apenas dos semanas y tiene un nombre: ‘ruska’. Este fenómeno natural hace el el paisaje de Laponia se convierta en un espectáculo de colores y contrastes único en el mundo.

En los países nórdicos no hay punto medio. La transición entre invierno y verano, y entre verano e invierno, dura apenas unas semanas. Y ahora están a punto de vivir esta transición. En tan solo un mes empezarán a sumirse en días más cortos, y a veces en una noche casi perpétua. En temperaturas gélidas que invitan a no salir de casa, y en desolados paisajes cubiertos de escarcha y nieve.

Sin embargo, aún tenemos una oportunidad de descubrir la belleza que se esconde en esas tierras, que no es poca. Un buen ejemplo nos llega desde Finlandia, país que se encuentra a las puertas de la ruska. ¿Que qué es la ruska? Pues un paraíso para fotógrafos, amantes de la naturaleza y aficionados a la recolecta de setas. Un periodo en el que la mezcla de colores hace que el otoño se viva en mayúsculas y como un privilegio.

Y es que el otoño finlandés apenas dura unas dos semanas, tres lo máximo. Un periodo muy corto de tiempo en el que las hojas perennes se mantienen intactas mientras las plantas y árboles caducifolios se apresuran en preparar las suyas para la caída. La mezcla de tonalidades es brutal: toda gama de amarillos, naranjas, ocres y marrones que se combinan con el verde de las hojas aún robustas, con el azul del cielo, con el gris intenso de las rocas, con el azul brillante de aguas y costas.

El mejor lugar para disfrutar del fenómeno es Laponia, el hogar de Papa Noel. Una zona rica en vegetación y bosques. Precisamente allí se dirige el cuantioso turismo interior que disfruta de él, y que se aloja en habitaciones de hotel o en cabañas perdidas en la montaña. Dicen que las zonas de Harrinivia y del lago Kilpisjärvi son dos de las más agradecidas para contemplar la ruska. La primera, por su amplia oferta deportiva, y la segunda, por permitir disfrutar a la vez de este fenómeno y de las fascinantes auroras boreales.

No obstante, el deporte estrella en esta época es el senderismo. Hay rutas para todos los niveles, perfiles de viajero y edades, y además la temperatura es óptima para ello. Si bien sus 10 grados de media no son comparables a la temperatura de nuestro otoño, son perfectos a escasos quilómetros del Polo Norte.

Para finalizar, y dadas las variaciones que presenta la ruska, os recomendamos visitar Finlandia en las dos últimas semanas de septiembre si queréis aseguraros vivirla. Maravillosa y nada masificada, es una experiencia que recordaréis toda la vida. ¡No olvidéis la cámara de fotos!

Fuentes: El Blog de Finlandia, VisitFinland, Expreso.info.

Foto: Alexander Savin.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...