Estambul, la ruta de los tesoros

En esta entrada viajamos a Estambul, una ciudad de gran tradición cultural que alberga verdaderos tesoros en cada uno de sus lugares turísticos.

Es una buena época para planear viajes baratos. Al decir esto, incluyo destinos de llegada internacional que, por la lejanía, uno podría pensar que son caros. No necesariamente hay que hacer un gran desembolso para conocer países distantes como Turquía por ejemplo. Podemos elegir conocer la ciudad de Estambul, una de las más grandes de Europa y solicitado destino turco. Esta ciudad goza de una gran tradición histórica y cultural al haber sido capital del imperio romano de oriente, del imperio otomano e incluso capital de Turquía hacia comienzos del siglo XX.

Iglesia de Santa Sofía tomada de Wikipedia

Iglesia de Santa Sofía tomada de Wikipedia

El clima que encontramos en Estambul varía de acuerdo a la estación del año en que lleguemos. El verano es caluroso y húmedo y el invierno es frío y con lluvia. Hay mucho por ver en Estambul y esto ha hecho que la UNESCO declare Patrimonio de la Humanidad un número significativo de monumentos y sitios de interés. Podemos empezar visitando la Iglesia de la Divina Sabiduría, también conocida como Santa Sofía.

El arte bizantino que apreciaremos en ella no tiene comparación. La edificación data del siglo VI, en pleno régimen del imperio bizantino. Tras la caída de Constantinopla, la iglesia fue embellecida con el arte otomano resultando en lo que vemos hoy en día. Luego podemos continuar nuestra visita por Estambul yendo a conocer el Palacio de Topkapi que data de inicios del imperio otomano. Se trata de un complejo de edificios alternados por patios y jardines y rodeados por una muralla bizantina.


Las estancias interiores nos dejarán asombrados por la gran cantidad de riquezas de colección que alberga y que la han convertido en un museo. Luego hay que visitar la Mezquita de Arap que nos muestra una estructura gótica muy marcada. Esta iglesia está ubicada en el distrito de Beyoglu y al recorrerla podemos ver lo lúgubre del recinto. En las afueras podemos encontrar mucho comercio ambulatorio que nos ofrecen excelentes artesanías.

Basílica de Cisterna, tomada de Wikipedia

Basílica de Cisterna, tomada de Wikipedia

Otra visita que se suele hacer en Estambul es a la Cisterna de Basílica, un gran reservorio de agua que se construyó para prevenir la escasez de agua durante un sitio de la ciudad. Podemos finalizar nuestro recorrido por Estambul visitando el Palacio de Dolmabahce que data de mediados del siglo XIX y que alberga un museo en su interior. Allí veremos todo tipo de obsequios de altos mandatarios.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...