Practica esquí alpino en los Pirineos catalanes

Practica esquí alpino en los Pirineos catalanes

La practica de esquí alpino cada vez esta más extendida, no obstante, éste encuentra su cenit en las competiciones deportivas sobre nieve. Pese a todo, y principalmente por sus características año tras año son más los que se suman a esta modalidad de esquí. Por ello, las estaciones de esquí dedicadas a este tipo de ocio en temporada de nieves han comenzado a ofertar este tipo de actividad en sus espacios y han incluido cursos de aprendizaje, de esta modalidad en cualquiera de sus disciplinas, en sus escuelas.

Son muchas las estaciones de invierno que a lo largo dela geografía española ya incluyen dentro de sus programas de actividades este deporte pero son dos tan sólo las que lo hacen dentro del área de los Pirineos catalanes: La estación Tavascán Pleta del Prat y la estación Vall de Núria.

La primera de estas estaciones de alta montaña se encuentra a 10 kilómetros del pueblo que da nombre a este centro, Tavascán. Es un destino idóneo, como decíamos para la practica de esquí alpino pero también para otras modalidades como la de esquí de fondo, de travesía o nórdico, snowboard, esquí convencional en cualquiera de cinco pistas entre verdes, para principiantes, y rojas, para avanzados. Y esto sólo para la época de invierno ya que en verano también dispone de una amplia oferta de de actividades multiaventura para toda la familia, porque si por algo destaca este centro de ocio sobre nieve es que esta hecho a la medida de aquellos que desean pasar unos días rodeados de naturaleza en estado puro en un ambiente familiar.

365  días de diversión, tanto en frío como en calor. Además, y porque de otra forma no sería posible, dada su ubicación esto le garantiza unos niveles y una calidad de nieve óptima para la realización de este deporte, especialmente en la modalidad alpina.

Por lo que respecta a la segunda de las opciones, dentro del Pirineo catalán, la estación Vall de Núria, también es un destino dedicado al ocio invernal en familia. Se encuentra el Pirineo oriental a 2.000 metros de altitud y rodeada de cimas que rozan los 3.000 metros. Además, dispone de diez pistas para la práctica del esquí alpino, en varios niveles, para que tanto los principiantes como los expertos puedan disfrutar de un día en contacto con la naturaleza y el deporte, pero todo, bajo la seguridad de estar haciéndolo sobre una nieve de gran calidad. Y es que la estación fue dotada de la ‘Q’ de calidad que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española.

Foto de Rick McCharles.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...