¿Es recomendable la Japan Rail Pass para viajar a Japón?

Respondemos a esta pregunta para quienes estén pensando en visitar Japón y tengan dudas sobre la tarjeta.

Viajar por Japón

Hace 10 años no hubiéramos planteado esta pregunta de ninguna de las maneras, pero con el paso del tiempo y el encarecimiento del yen, la realidad es ahora muy diferente. Como viajeros amantes de Japón nunca habríamos recomendado, en el pasado, visitar el país del sol naciente sin el apoyo que representa la tarjeta Japan Rail Pass. Pero hoy día, actualizando nuestros conocimientos a la vista de que pronto llegan los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, tenemos que poner en duda este planteamiento.

A la pregunta de si es recomendable a día de hoy tenemos que responder con un misterioso «depende». Porque lamentablemente la respuesta no está tan clara como en el pasado. El yen tiene ahora un valor terriblemente superior a la forma en la que estaba en el pasado. Hace unos años su valor era representativo de la peseta, o dicho de otra manera, 1 euro representaba unos 166 yens. En la actualidad nos encontramos con que el yen tiene un valor de unos 114 yens. La diferencia asusta.

Debido a ello, para saber si nos interesa la tarjeta Japan Rail Pass, lo que debemos hacer es plantearnos seriamente qué vamos a hacer durante nuestra estancia en el país. Ahí se encuentra la clave.

Dos puntos de vista distintos

Si nuestro viaje es de puro turismo y descubrimiento, teniendo la intención de estar unos días en Tokio, unos días en Osaka, otros en Kioto o incluso desplazarnos por otras de las regiones del país, la respuesta es clara: necesitamos la Japan Rail Pass. Pensemos que con que hagamos dos viajes en tren bala ya habremos compensado la inversión que requiere la tarjeta. Además, también habremos pagado con ella el tren que usaremos para el desplazamiento del aeropuerto a Tokio, así que estaremos matando varios pájaros de un tiro. Por otro lado, recordamos que esta tarjeta también sirve para los metros de la empresa JR que operan dentro de ciudades como Tokio, así que el ahorro será considerable.

¿Pero y si vamos de otro tipo de turismo? Sabemos que muchos de los viajeros que aterrizan en Japón lo que quieren es convertirse en tokiotas, vivir como ellos y mantenerse dentro de sus poblados y distintivos barrios durante el tiempo que estén en el país. Eso significa que ni viaje a Osaka, ni a Kioto, ni nada de nada. En ese caso os tenemos que decir que usar la Japan Rail Pass será un desperdicio, puesto que si bien os compensará el desplazamiento del aeropuerto a Tokio y los viajes en las líneas JR, estaréis desperdiciando la mayor parte de la inversión.

Hablemos de precios

La realidad es que la Japan Rail Pass sale muy cara actualmente, demasiado. La tenemos disponible en tres modalidades en la versión económica (de la cara ni os hablamos). Está a la venta para 7 días, 14 o 21. Molesta especialmente que no haya una versión de 30 días, dado que son muchas las personas que tienen costumbre de pasar un mes completo en el país, y ese tipo de tarjeta sería ideal. La alternativa es canjear una de 21 y una de 7 y organizar los días para que tengamos el desplazamiento al aeropuerto incluido una vez llegue el día de irse.

Los precios son de ¥38,800, ¥62,950 y ¥81,870 respectivamente para cada una de las tarifas. Como podéis ver, se ahorra de forma considerable a medida que aumentan los días. Pero en la tarjeta de 21 días ya estamos hablando de 700 euros. Es una auténtica locura, porque seguro que si sois listos y habéis buscado bien, habréis comprado el billete de avión por menos que esa cantidad. ¿De verdad vamos a pagar más por la Japan Rail Pass que por el billete de avión ida y vuelta a Japón? No tiene ningún tipo de sentido. Por lo tanto, si pensáis viajar siguiendo el primer grupo de ejemplo que hemos puesto, el de los turistas, os recomendamos que ahorréis un poco más y que no penséis que después de haber comprado el billete de avión ya habéis pagado «lo caro». Lo caro aún os está esperando.

La alternativa

Insistimos en que si vais a realizar mucho viaje en tren bala la tarjeta de JR está más que justificada, porque los precios de estos trenes son elevadísimos. Lo que recomendaríamos en este caso sería que compréis una de 7 días por mucho que vayáis a estar más tiempo en Japón. Pero esos 7 días deberíais organizaros la agenda para pasaros día sí y día también viajando de un lado para otro visitando todas las zonas que se encuentran alejadas de Tokio. De esa forma estaríais aprovechando una buena planificación y el gasto por la tarjeta de siete días sería de solo unos 340 euros, que no está nada mal en comparación a los 700 de la de 21.

Eso siempre y cuando os interese hacer turismo, algo que nosotros os recomendamos si es la primera vez que visitáis Japón o si sois turistas «normales» (los aprendices de tokiota, que es el grupo en el que nosotros encajamos, ya nos entendéis). En el otro caso tenemos una propuesta mejor que haceros: la tarjeta Suica (identificada con la imagen ese simpático pingüino que vamos a ver en todas partes). La mala noticia es que hasta hace un tiempo (2014) se podía disfrutar de un combo de desplazamiento del aeropuerto a Tokio con tarjeta Suica «de regalo», pero esta oferta dejó de estar activa. Por ello nos concentramos en la tarjeta en sí misma.

Transporte barato

La podemos recargar con dinero en efectivo y nos permite movernos libremente por las líneas de transporte pasando simplemente la tarjeta por las zonas de entrada a las estaciones. Cada vez que salgamos de un recorrido el sistema calculará la distancia que hemos atravesado y la descontará de la tarjeta de forma automática. También podemos usar la tarjeta para pagar en tiendas, en máquinas expendedoras e incluso en kioskos que veamos en las estaciones. Es muy cómoda y práctica, siendo lo mejor para no tener que estar preocupándose de los desplazamientos. Si solo nos vamos a ver dentro de Tokio y tenemos previsto usar una línea como la Yamanote, no habrá ningún tipo de problema en el uso de la tarjeta, dado que gastaremos mucho menos que si compráramos la Japan Rail Pass.

Para ir desde el aeropuerto hasta Tokio lo mejor que podremos hacer será consultar de forma propia qué tipo de promociones hay en activo en el momento de nuestro viaje. A veces podemos beneficiarnos de ofertas para turistas extranjeros, como la adquisición de la ida y vuelta a precio reducido. La mala noticia es que habrá que canjear la vuelta en un periodo de 14 días, y es posible que tengáis pensado estar más tiempo en Japón. Por eso, dado que no sabemos cuándo viajaréis y es posible que las ofertas y tarifas hayan cambiado, recomendamos consultarlas en el momento. En cualquier caso, el pago del desplazamiento de Narita a Tokio no justifica la adquisición de una Japan Rail Pass completa, pero sí puede ser un aspecto positivo para la de siete días si lo cuadráis bien.

Como podéis ver, hay que estudiar mucho las distintas propuestas que nos podamos encontrar para viajar a Japón ahorrando lo máximo posible. Si el yen y el euro estuvieran en otros valores, como los de hace tiempo, no tendríamos que darle tantas vueltas, pero es lo que tenemos ahora por delante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...