¿En qué momento serán seguros los viajes a Marte?

Si queremos viajar a Marte, los científicos tienen que trabajar antes a la hora de buscar una solución a la radiación.

Los humanos quieren conquistar Marte, explorar el planeta rojo, colonizarlo y llevar a cabo la ocupación del mismo. También se plantea la llegada de cohetes a Marte con la intención de transportar a turistas que puedan pasar un tiempo en el lugar e incluso profesionales y técnicos de todo tipo que se mudarán al planeta con la intención de ser los primeros marcianos. ¿Cuándo ocurrirá esto?

Hoy por hoy, por mucho que algunos de los gurús de la ciencia y la tecnología estén intentando pisar el acelerador, todavía no se sabe cuándo los viajes a Marte serán una realidad. Uno de los problemas se encuentra en los problemas y riesgos que existen en el desplazamiento hacia el planeta. La radiación a la que se exponen los viajeros es demasiado peligrosa como para que haya garantías de supervivencia o de poder regresar a la Tierra sin sufrir una serie de efectos secundarios absolutamente dramáticos.

Hay tres problemas médicos que se relacionan con la radiación a la que se exponen los viajeros que tienen intención de viajar a Marte. Lo más leve son problemas gastrointestinales, mientras que entre los problemas de mayor grado se incluyen el cáncer y el daño cerebral. Debido a todo esto, los científicos buscan la forma de conseguir reducir o eliminar estos efectos para que los viajes a Marte se puedan garantizar dentro de un entorno seguro.

Un estudio reciente publicado sobre la materia ha profundizado en los riesgos y las posibles soluciones. El riesgo no es solo un tipo de radiación. Hay dos radiaciones distintas a las que buscar solución: la radiación que producen los rayos cósmicos galácticos y la radiación de las partículas solares. La situación es compleja, pero en este estudio se menciona que la clave se encuentra en buscar un momento de la historia en el cual los rayos del sol se encuentran en su máximo nivel de intensidad. Es entonces cuando se habilita la capacidad de poder viajar a Marte.

El motivo de ello se encuentra en que los rayos del sol se encuentran a un nivel tan extremo que se ocupan de bloquear los rayos cósmicos y la mayor parte de la radiación a la que se expone la nave. Lo que ocurriría es que el sol se encargaría de proteger la nave y solo habría que preparar la misma para protegerla del sol. Ese tipo de situación resulta más viable. Eso sí, solo ocurrirá en algunos momentos clave de la historia, como en tiempos concretos de 2030 y 2050. Quizá no sea lo más cómodo para organizar unas vacaciones a Marte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...