El placer de viajar a Costa Blanca

Costa Blanca es uno de los mejores destinos de vacaciones en España. El sol siempre está presente en esta localidad de playas y deportes acuáticos.

Un paraíso en el mediterráneo, un refugio de sol, arena, playas y mucha diversión que se dilata a lo largo de sus 244 kilómetros entre calas y acantilados, entre platos exóticos, vistas maravillosas, recintos llenos de paz y tranquilidad, noches alborotadas, un lugar donde la naturaleza y la modernidad se enlazan genialmente para satisfacer al turista en su necesidad de disfrutar, de dejarse llevar por las vacaciones perfectas en el lugar idóneo para soñar.

Costa Blanca se conforma por la extensión que recorre el litoral del Mediterráneo, en la zona de Alicante, España, se compone desde el municipio de Denia hasta la ciudad de Pilar de la Horadada. Los principales sitios que se pueden disfrutar mediante el recorrido son Jávea, Calpe, Altea, Orihuela, Torrevieja, Benidorm, Villajoyosa, Alicante y Campillo. Todas ciudades de gran atractivo turístico y llenas de costumbres y tradiciones muy singulares, con fiestas y celebraciones en las que el turista puede participar y hacerse parte de la alegría y la amistosa comunidad de Costa Blanca.

Costa Blanca es uno de los principales destinos turísticos dentro de España, razón por la cual cuenta con toda la infraestructura necesaria para soportar la común avalancha de turistas que la visitan por año, cuenta con las mejores cadenas de hoteles de primer nivel, los mejores restaurantes de comida típica y comida tradicional, centros de diversión, clubes de deportes náuticos y las instalaciones necesarias para que la estadía del visitante sea la mejor.

Los precios de los servicios son algo altos, pero siempre es posible encontrar hoteles baratos y ofertas de viajes por toda la zona a buen precio, solo es cuestión de saber preguntar. Los diversos rumbos que se pueden generar mientras se recorre las playas o las ciudades crean una posibilidad inmensa de turismo en el que los días se harán necesariamente insuficientes para recorrerlos todos.

Respecto a las facilidades para llegar a Costa Blanca son abundantes, ya sea en vuelos baratos desde cualquier parte del continente, o vía carretera desde otras ciudades de España. El acceso es sencillo y lo único que hace falta es tener muchas ganas para divertirse y desear conocer las maravillas que la zona de Costa Blanca ofrece.

La bohemia es un tema importante para los que gustan hacer viajes con los amigos o con el interés de hacer amigos mientras se recorre ciudades, por eso en Costa Blanca la oferta de noche están grande como la que se encuentra de día, con un sin fin de discotecas, bares y pubs, en los que es posible encontrar la mejor música y la gente más alegre y divertida. Las noches seguramente seguirán de largo hasta sorprenderse n el amanecer.

La práctica de deporte siempre es importante y en Costa Blanca es una actividad muy agradable, ya sea el Windsurf o el submarinismo, las aguas son perfectas para disfrutarlas, inclusive existen establecimientos que alquilan todos los implementos para practicarlos sin ningún problema, para los que no saben mucho de Windsurf o submarinismo existe la posibilidad de tomar clases rápidas antes de lanzarse al mar.

Con un clima risueño, de sol constante y de mucho calor, con una temperatura que se mece entre los 20 grados centígrados a diario, un cielo limpio de nubes y un paisaje refrescado por la brisa marina que acaricia la piel. Para animarse a visitar Costa Blanca cualquier temporada es buena, le época de lluvia apenas cubre el cielo durante unas tres semanas al día y el invierno solo logra enfriar los días y las noches hasta los 16 grados centígrados, por lo que el fresco se deja acariciar en esas fechas.

Muy cerca de las playas se encuentran las colinas, prominentes y majestuosas contrastan con la vivacidad del mar y la generosa ausencia de vegetación, en cambio camino a las montañas frondosas plantas y árboles se desatan por los caminos, ideales para quienes gustan del senderismo y el encuentro con la naturaleza, desde la parte superior es posible alcanzar vistas hermosas de la costa.

Las ciudades que conforman Costa Blanca son en gran parte, destinos turísticos individuales, cada uno con mucho para ver y disfrutar, con buena capacidad hotelera y de servicios y atención al visitante, poseedores de innumerables restos arqueológicos y monumentales que forman parte de la historia de España y también forman parte del circuito turístico cultural que Costa Blanca ofrece a los visitantes.

Costa Blanca reúne lugares interesantes como los valles de Vall d’Ebo, el de Vall de Laguart y el de Vall de Gallinera, llenos de ambiente natural, frescura y mucha tranquilidad, son lugares en los que se puede aventurar a hacer camping y pasar la noche bajo un cielo despejado de nubes y alborotado de estrellas.

En Costa Blanca existe la posibilidad de mezclar los rumbos, entre las zonas de playas, sol y arena, y las zonas de campo, naturaleza, valles y montañas. Es una de las razones por las que tantos visitantes se sienten atraídos anualmente al visitar este destino turístico, porque encuentran ampliadas sus posibilidades, con muchas alternativas que no solo se quedan en la zona costera, sino que permiten extenderse hasta la zona montañosa.

Pero no solo los destinos para visitar encantan al turista, sino que también conquista por la comida, los deliciosos platos que se pueden saborear a lo largo del recorrido por las diversas ciudades son interminables. La gastronomía del lugar es una razón más para que el viajero de cualquier parte del mundo se anime a visitar Costa Banca.

Los restaurantes más variados, tradicionales y exóticos ser reparten por todas las ciudades que conforman Costa Blanca, con todos los precios y todas las calidades, siempre con una muy buena atención y el ambiente perfecto para que el viajero pueda disfrutar de una exquisita comida con el mejor de los ánimos.

La paella y las muchas variedades de arroz se destacan entre los paltos más exquisitos en Costa Blanca, como parte del Mediterráneo la dieta se basa en carnes, pescados, mucho arroz y verduras que acompañan el plato principal, a esto se le suma un buen vino para terminar una comida maravillosa.

Por todo esto Costa Blanca se convierte en el destino perfecto para las vacaciones, para quienes gustan del mar y para quines disfrutan de la naturaleza, para todos Costa Blanca es el destino a llegar.

Foto 1 en flickr
Foto 2 en flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...