El parque nacional Yosemite limitará la cantidad de visitantes

Un sistema de reservas ayudará a que este verano el turismo en el Parque Nacional Yosemite se encuentre más controlado y que no se produzcan infecciones.

Las cifras de turismo dentro de Estados Unidos están creciendo, pero el miedo al coronavirus no se reduce. Por ello, los responsables de lugares turísticos de gran fama están intentando poner control para que no se produzcan oleadas de contagios que haya que lamentar. Por ejemplo, desde el Parque Nacional Yosemite han anunciado que las personas interesadas en visitarlo tendrán que, antes de hacerlo, reservar sitio a través de un formulario online que se publicará en la web oficial del lugar.

El sistema de reservas no tiene intención de hacer diferencias entre visitantes esporádicos y aquellos que tengan uno de los pases de visitante habitual. Así, todas las personas tendrán que acceder a la reserva online, la cual una vez formalizada les servirá para un máximo de tres días. Como decimos, también tendrán que pasar por este proceso e reserva las personas que tengan una suscripción anual o incluso aquellas que dispongan del pase de acceso de por vida.

El periodo de tiempo durante el cual será necesaria la reserva de visita comenzará el día 21 de mayo y terminará el 30 de septiembre salvo que se emita un comunicado que modifique estas fechas.

A la vista de cómo en 2020 bajó la cantidad de visitantes de Yosemite a menos de la mitad de lo habitual durante un año normal, se espera que en 2021 la cifra aumente de forma notable. El motivo de ello es que los norteamericanos están comenzando a viajar, tanto por parte de quienes ya han recibido la vacuna como por aquellos a los que se les ha terminado la paciencia con todo lo relacionado con el virus.

No obstante, que se haya introducido este sistema de reservas no significa que no hay que cumplir las normas para frenar la expansión del coronavirus. Los dirigentes del parque dejan claro que su principal objetivo es lograr mantener las infecciones al mínimo, por lo que habrá que seguir usando mascarilla y respetando las demás normas que evitarán que se produzcan incidentes.

Si todo sale según lo que esperan las autoridades, 2022 debería ser el año en el que se dé por vencida la batalla contra la COVID-19, por lo que podríamos encontrarnos ante un panorama en el cual lugares como el parque nacional Yosemite permitan relajar las normas. Por ejemplo, se piensa en un futuro cercano en el cual la mascarilla ya no sea obligatoria, sino que solo la tendrán que utilizar las personas que quieran hacerlo. Pero para eso, aún debemos tener un poco de paciencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...