El Parque Nacional Canaima: un lujo en Venezuela

camino

El Parque Nacional Canaima -también conocido como «El Mundo Perdido» por Sir Arthur Conan Doyle-, en Venezuela, y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tiene un paisaje maravilloso y unas cuantas rarezas que no pasan desapercibidas a los ojos de quienes aman la naturaleza. Creado en el año 1962, también es uno de los parques naturales más grandes del planeta. Allí podremos encontrar una playa junto a una laguna rojiza, donde caen siete cascadas, relieves abruptos, ríos torrentosos, junglas en las zonas bajas, y las mesetas llamadas tepuy.

Los tepuys, numerosos en este parque, son las formaciones más antiguas del planeta, con origen precámbrico. Son poco accesibles, aislados unos de otros, y están dispersos por todo el parque. Las elevaciones son calificadas a menudo como “las Galápagos de tierra firme”, y es un sitio tan particular, que hace que la mayoría de seres vivos presenten adaptaciones especiales para poder sobrevivir. En la cima de los tepuy, el paisaje es muy diferente, frente a las junglas por las que están rodeadas sus bases: la erosión de las rocas planas tiene como consecuencia formaciones laberínticas.

salto el hacha

Además, Canaima presenta el conocido Salto del Ángel, el más alto del mundo luego de Auyantepuy, y su pico alcanza los tres mil metros. Por otra parte, la laguna de Canaima, donde convergen las aguas del río Carrao que se descompone en siete saltos, que posee un color rojizo muy característico, debido a la gran cantidad de minerales que arrastra el río. Se puede hacer una excursión en canoa, hasta llegar a acercarse a los saltos de agua.

tepuy

La fauna del Parque Nacional es muy variada y se encuentra esparcida según diversos factores ambientales como la altura y el tipo de vegetación. Entre los animales que podemos encontrar tenemos: el oso melero, el Báquira, la ardilla Guayanesa, el puma, venado, la pereza de tres dedos, la comadreja, el zorro granjero, monos cara rayada, monos machín, ratones, oso hormiguero gigante, perro de agua o nutria gigante, jaguar o tigre y cunaguaros; reptiles como el camaleón, la iguana morroco y selvático; serpientes como la falsa coral, Bejuca, anaconda, falsa mapanare, y venenosas como la coral, mapanare, cuaima piña y cascabel; numerosas especies de ranas y sapos, así como también de aves. Respecto a la flora, es muy rica en especies endémicas, y entre las más importantes encontramos: Bonettia Roraimae, Bonetias de los tepuyes, Bochinea Reducta, Brochinea Micrantha, Clusias, Droseras, Eliamphoras, Stegolepis Guyanensis, Orectanthes, Euterpes (palmas), Thibaudias.

Fuente: 101 lugares increíbles

Fotos: Camino al Monte Roraima, Salto El Hacha, Tepuy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...