El otro embrujo de Shanghái

Shanghái es una de las ciudades más atrayentes del mundo. La mezcla de tradición y modernidad es una seña de identidad, la visión occidental y la oriental conviven en un equilibrio perfecto

Hay pocas ciudades que puedan tener la colección de atractivos como Shanghái. Para empezar porque el choque cultural que se tiene cuando personas occidentales llegan a Asia logra, en cierta forma atenuarse gracias a que fue colonia británica. Con todo, es fácil distinguir una clara división de esta impresionante urbe entre la tradición asiática y la cosmopolita.

La espectacular imagen del Pudong de Shanghái

Para empezar el recorrido, lo mejor es visitar lo que fue el origen de la ciudad, la zona del Bund. Unos dos kilómetros de longitud de camino peatonal a lo largo de la cara oeste del río Huangpu. Es una de las zonas con más movimiento de la ciudad y desde dónde podemos disfrutar de algunas de las mejores vistas del espectacular Pudong, que más adelante nos centraremos en recorrerlo. En su recorrido encontraremos edificios de una multitud de estilos que difícilmente encontraremos esa variedad en otro lugar: gótico, barroco, renacentista… Uno de los edificios más famosos es el de la Aduana, construido en 1927 y cuyo reloj y campana le da un característico aire británico.

Y como contraste con esta zona quizás más clásica nos encontramos con la parte más cosmopolita de la ciudad, Pudong. O lo que es lo mismo, casi estar en los escenarios ideados por Riddley Scott en Blade Runner: rascacielos ultramodernos, edificios de formas imposibles y luces extravagantes e intensas cuando el sol se pone. Es el centro financiero y comercial no solo de la ciudad sino de todo el país chino, una de las economías más poderosas del mundo. En este concurso para atraer miradas ajenas, hay una joya que merece un lugar especial: el Shangai World Financial Center. Un gigante de 492 metros de altura, no solo el techo de la ciudad sino uno de los edificios más altos del mundo. Hay que destacar que su construcción duró 11 años y entre las plantas 79 y 93 se sitúa una de los hoteles más lujosos del mundo, el Hotel Park Hyatt.

Y en este recorrido por algunos de los escenarios más interesantes de la ciudad, no podríamos dejar de visitar un elemento tradicional como es el Jardín y Mercado Yuyuan. Uno de los lugares más especiales de la ciudad que se construyó entre 1559 y 1577. En una sabia combinación entre los pabellones tradicionales junto con estanques y abundante vegetación. No te pierdas la famosa piedra de Jade, el tesoro de este jardín, que es una impresionante piedra de 3.3 metros. En su conjunto es un interesante contraste con el estrés de la ciudad.

Fotografía: koshrf

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...