El glaciar Franz Josef, una maravilla en Nueva Zelanda

glaciar nueva zelanda

Esta maravilla de glaciar, el Franz Josef, se encuentra en Nueva Zelanda, y tiene hielos realmente milenarios, cascadas de hielo, cuevas y pasajes estrechos. No es apto para todo público: debemos tener equipos especializados y guías expertos, así como un mínimo de condición física. Si reunimos todo esto, podemos acercarnos Parque Nacional Westland, cercano a la costa oeste de la Isla Sur, y que se encuentra a 300 metros sobre el nivel del mar. Las excursiones suelen realizarse desde un pueblo a unos cinco kilómetros, y es necesario adentrarse poco a poco en un bosque templado que rodea el glaciar. Su nombre se lo dio un explorador alemán como tributo al emperador austríaco homónimo, y recibe más de 250 mil visitas de turistas al año.

Este glaciar, que crece aproximadamente un metro al año y nace de los Alpes neozelandeses, es una de las atracciones naturales de Nueva Zelanda, con sus doce kilómetros de largo, tiene el río Waiho, que desemboca 19 kilómetros después en el Mar de Tasman. Junto con el glaciar Fox y el Perito Moreno (Argentina), es el único que está en un bosque lluvioso.

Si no queremos visitarlo a pie, podemos hacerlo mediante una excursión en helicóptero, y conocer este Patrimonio de la Humanidad. En general, los tours a pie llevan mucho tiempo, y suelen acabar en la primera cascada congelada, mientras que los viajes en helicóptero permiten la vista desde otro punto, son más rápidos, y nos acercan hasta la segunda cascada.

En general, los tours están bien guiados, y suelen tener buena comunicación e información sobre los cambios climáticos que se dan en el glaciar, para que las personas no corran ningún peligro. Sin embargo, muchos turistas se quejan del poco tiempo que hay en cada sitio, y de que poco se puede apreciar de esta manera. Si realizamos el viaje en helicóptero, podremos apreciar la lengua final de hielo con sus morrenas laterales, los pináculos de hielo, la nieve, el hielo azul, la grietas transversales que se forman por el avance del glaciar. Si nos quedamos con ganas de más, muy cerca tenemos el ya nombrado glaciar Fox, que podremos visitar en condiciones similares, aunque el Franz Josef requiere de un poco más de calidad física.

Fuente: Mi Nube, Locura Viajes, Viaja blog

Foto: Los viajes del Cangrejo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...