El futuro del desarrollo: Santiago de Chile

Santiago de Chile.

Son 16 horas en avión, pero serán horas que valgan la pena. Visitar, conocer, descubrir Santiago de Chile será toda una experiencia inolvidable. América Latina está cada día en más auge, y Chile es uno de los lugares en donde más miras se ponen hacia el futuro. Santiago es un lugar extraño, y al mismo tiempo recrea un ambiente familiar.

Tan solo hay que sentarse en el lugar más importante y más conocido de allí, la Plaza de Armas, para echar un vistazo a su alrededor y dejarse llevar por las sensaciones que transmite. Además, al encontrarse en el hemisferio sur, las estaciones allí son muy distintas a las que encontramos en Europa, por lo que viajar allí en pleno invierno gris, será encontrarse con un colorido y cálido verano.

Chile se desarrolla, eso es innegable. La atmósfera que se respira en Santigo hace recordar a los grandes países europeos. Estructuras, monumentos, catedrales, edificios, muy similares a los españoles, y a todo el arte neo-clasicista. Y su población también es de la que se corta con el mismo patrón que los españoles.

Lejos de la típica imagen que se tiene de los latinos, los habitantes de Santiago no se diferencian mucho del esquema marcado para los españoles, londinenses o romanos. Con trajes de diseño, jóvenes estudiantes felices, secretarias y oficinistas con tacones, los santiaguinos son los que pisan fuerte con el teléfono en la oreja.

Muchas veces se tiene la típica imagen de un Chile caótico, lleno de disturbios, o en el que la gente discute a gritos por la calle. Pero la realidad es bien distinta. Mientras uno observa sentado en la Plaza de Armas, podrá comprobar como la gente pasea tranquilamente, juega una partida de ajedrez o simplemente se para a escuchar cómo músicos ambulantes tocan una magnífica obra musical. Todo es tranquilo y civilizado.

Sin embargo, en su viaje a Santiago, lo que primero le puede llamar la atención, es que se de cuenta de que, a pesar de hablar español, no entenderá ni la mitad, ya que los chilenos son unos maestros en comerse la gran mayoría de las sílabas. A pesar de ello, no le costará ningún trabajo entablar una rápida conversación con los habitantes de esta localidad, ya que la gran mayoría de ciudadanos son estudiantes o licenciados, por lo que la conversación siempre logrará ser fluida y muy muy interesante.

Los chilenos tienen algo muy peculiar por lo que destacan. No son para nada cotillas, pero sí muy curiosos. Quieren conocerlo todo sobre todos, por lo que se sorprenderán mucho y les fascinará una persona que viene de cualquier parte del mundo, sobre todo de Europa. Buena conversación, buen ambiente, buena gente, buena hospitalidad, serán las sensaciones que tendrá si decide viajar a este lugar tan peculiar, a este lugar que en un futuro no muy lejano, tendrá mucho mayor peso en el mundo de lo que se puede imaginar.

Foto: anthonyqh3

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...