El bosque eterno de los niños


En el área de Monteverde, se podrá apreciar un santuario de vida silvestre en el trópico, la reserva cuenta con una extensión de 10 mil hectáreas de tierra y mantiene seis diferentes zonas de vida. El clima y el terreno de la reservación generan una increíble bio-diversidad.

Se ubican por lo menos unas 400 especies de aves en la parte más elevada del bosque lluvioso, que introduce al resplandeciente Quetzal, en la antigüedad era el ave sagrada de los Mayas, además de 100 especies de mamíferos, 120 especies de anfibios y reptiles y más de 2 mil especies de plantas, que hacen de Monteverde sea un verdadero paraíso para los amantes de las aves.

Esta reserva dispone de estaciones húmedas y secas y en las partes más altas tiene neblina y llueve mucho a lo largo del año. Más de 400 especies de orquídeas, embellecen las ramas de los majestuosos árboles. Los colores cautivantes, blancos, lilas y amarillos, resaltan increíblemente con el verde esmeralda del bosque.

Próximo a la reserva, se pueden ubicar algunos lugares también merecen atención durante la estadía en la cercana Santa Elena. El Bosque Eterno de los Niños, el primer bosque lluvioso para los niños a nivel internacional en el mundo, el jardín de mariposas y la galería de colibríes para aquellos turistas que les agrada admirar a estas coloridas joyas aladas de los bosques.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...