Curiosidades sobre los semáforos

Curiosidades sobre los semáforos

Pasamos todos los días al lado de estos dispositivos sin percatarnos que no siempre fueron un elemento cotidiano en las ciudades.

El primer semáforo en España se instaló en Madrid, entre las calles Barquillo y Alcalá, en 1926.

Madrid fue la primera ciudad y es la capital, pero no por ello cuenta con el mayor número de semáforos. Teniendo en cuenta el número de semáforos por habitante, Valencia es la ciudad española con mayor promedio (uno por cada 750 habitantes).

Los semáforos también han servido para “advertir de la ausencia de representación femenina en las calles y en la práctica urbana, donde se opta como símbolo de universalidad la de la imagen masculina”, como expone Luz Darriba. Esta artista uruguaya cambió la silueta de los hombrecillos verdes por otra silueta femenina, el 6 de marzo de 2006, en Lugo.

El Ayuntamiento de Jaén se unió a esta iniciativa e instaló un semáforo con silueta femenina en el cruce del Paseo de la Estación con la Plaza de Jaén por la Paz, el 5 de abril de 2008.

Como última curiosidad, los hombrecillos de la fotografía de arriba se conocen como “Ampelmann” en Alemania. Esta figura fue introducida por las autoridades comunistas en la Alemania del Este, pero desde la caída del muro de Berlín ambos lados usan la figura estándar masculina.

Actualmente, “Ampelmann” es una figura de marketing, que puedes encontrar en cualquier tienda de souvenirs.

Foto | Made in Berlín

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...