Crucero por el río Volga

Un crucero por el río Volga es una manera excepcional de conocer la diversidad de la cultura y la historia de Rusia. Podemos navegar desde San Petersburgo a la desembocadura del río en el Mar Caspio. De Norte a Sur conoceremos lugares increíbles y disfrutaremos de las máximas comodidades a bordo de los barcos.

Si quieres disfrutar de una manera diferente de conocer Rusia, te recomendamos realizar un crucero por el río Volga. Los cruceros fluviales son una alternativa muy beneficiosa en zonas donde hay mucho que ver en poco tiempo porque te ahorras vuelos y traslados a hoteles de una u otra ciudad. En un crucero, el mismo barco es tu hotel y tu medio de transporte; tan solo tienes que preocuparte de conocer lugares increíbles y nuevas culturas en cada una de sus paradas.

Iglesias ortodoxas a orillas del Volga

El río Volga, considerado el más grande y caudaloso del viejo continente, recorre gran parte de la Rusia europea (unos 3.700 Km.). Embarcarnos en un crucero por este río nos va a permitir conocer ciudades como Moscú, Uglich, Samara, Kazán, Volgogrado, etc. en un recorrido que suele oscilar entre los 1 y los 14 días de duración.

La temporada de crucero por el río Volga es desde mayo a noviembre, ya que en invierno las bajas temperaturas provocan que en muchos tramos del río el agua se congele. De hecho, los cruceros que se utilizan por el río reposan en el Mar Caspio en invierno entre el hielo. A pocos kilómetros de este emplazamiento se encuentra Astracán, el punto de origen de la mayoría de los cruceros, que llegan hasta Moscu para después volver río abajo. En este sentido, no está recomendado para viajar en crucero en invierno.

Atravesar Rusia de Norte a Sur comporta que los paisajes, las ciudades, las gentes y las culturas que vamos a encontrar a nuestro paso van a ser muy diferentes. Esta variedad es la que convierte un crucero por el Volga en algo único y extraordinario. Vamos a poder contagiarnos de la vitalidad de la capital rusa, Moscú, pero también de la tranquilidad que se respira en ciudades tan antiguas como Yaroslavl. Conoceremos cómo viven los rusos en el entorno rural, alejado del bullicio de las ciudades y la más tradicional artesanía en lugares como Uglich o Kostroma. Más hacia el interior del país, podremos disfrutar de la historia en ciudades pintorescas como Nizhny Novgorod o Kazán. La belleza y la historia de todos estos destinos, junto con Astracán, son motivos más que suficientes como para decidirnos por un crucero fluvial como este.

Sin embargo, la tipología de cruceros por el Volga es muy variada y en ocasiones se centra en el curso más septentrional del río, que transcurre entre Moscú y San Petersburgo. En este caso, se pone de relieve la importancia de estas dos ciudades como centros artísticos (con museos y galerías de arte) y arquitectónicos (con palacios y edificios emblemáticos). Aunque San Petersburgo no está bañado directamente por las aguas del Volga, se suele incluir en los itinerarios de los cruceros gracias al sistema de canales y afluentes que se extiende de una ciudad a otra y que en su momento propició el desarrollo económico y social del país.

Foto | michael clarke stuff en Flickr

Más información | Periodista Digital

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...