Corea del Sur: Tierra de Budismo

Tierra de Budismo

Pocas veces vi una postal con tantos verdes, con bultos de gras cual montes que no desentonan en ese color. Este es un lugar perfecto para que el budismo deje un importante legado, el legado cultural y sabio que pudo heredar a las futuras generaciones de la actual Corea del Sur. El área histórica de Gyeongju se encuentra diversos palacios, pagodas, esculturas y vestigio de un arte tan variado como sagrado para los creyentes de esa fe. Las obras artísticas, de mayor importancia, creo, en materia religiosa, se hicieron entre los ya lejanos siglos del VII al X.

Son 5 áreas específicas las que conforman este lugar proclamado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO:

Área del Parque de Túmulos
La esencia de la cultura Silla se ve reflejada en los hallazgos encontrados en las excavaciones de este parque, como pinturas, coronas doradas, entre otras reliquias que dan fe de la grandeza espiritual y riquezas de ese pueblo extinto.

Fortaleza de Sanseong
Esta fortaleza es pionera en construcciones de gran escala y gran imponencia, siendo influencia para la arquitectura japonesa de después del s. IV, que fue cuando se construyó esta área.

Área de Hwangnyongsa Dos de los más magníficos templos de la Corea de esa épocan son los de Hwangnyongsa y de Bunhwangsa. Importantes vestigios de la estética del antes pueblo Silla.

Área del Monte Namsan
La cultura Silla es anterior al budismo por lo que antes la montaña de Namsan era considerada como la venerable y una de las cinco montañas sagradas por este pueblo, que recién recorría su primera etapa. Cuando el budismo se sedimentó esta se convirtió en el centro celestial de dicha religión recién en estado de formación.

Área de Weolseong
Este podría considerarse como el mirador del área histórica, pues al ser el lugar más alto se tiene perspectiva de la belleza del paraje, reforzado naturalmente con un verde sin contrastes que le da una belleza equiparable a un campo santo de fantasía. Hasta un palacio llamado como De la Media Luna se encuentra en su perímetro, asimismo un antiquísimo observatorio astronómico que es uno de los más enigmáticos de todo el continente asiático.

Cuando uno se decide a hacer turismo lo que procura es poder visitar la mayor cantidad de atractivos en una sola plaza, característica que cae perfecto en esta zona histórica que nos remonta en el tiempo de la formación de las naciones asiáticas más importantes.

Foto | JaeYong, BAE

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...