Conoce Shwedagon, uno de los complejos budistas más importantes de Asia

En esta ocasión, te compartimos en Donde Viajar una visita ineludible, si de turismo religioso o cultural se trata, en Birmania: el Shwedagon, uno de los complejos budistas más importantes del continente.

Sabemos que Asia es un continente inmenso, y repleto de vida, con una cultura y religión muy distintas a las occidentales, que en su heterogeneidad y misterios, tiene una gran cantidad de templos, palacios y ciudades monumentales por descubrir, tal como es Shwedagon, uno de los símbolos religiosos del continente, más en específico, de Rangún, en Birmania, hoy llamada Myammar.

Se trata de un complejo religioso – arquitectónico que gran valor que se puede visitar para una experiencia distinta: pasearse por sus espacios, sumergirse en fragancias y aroma a incienso, oír el silencio y dejarse llevar por la monumentalidad y grandeza de su obra.

Según figura en ciertos documentos, en este sitio ya había una estupa, allá por el siglo XI, luego, con el paso de los siglos, se fue destruyendo y reconstruyendo por guerras o, como sucedió en el siglo XVIII, por un intenso terremoto que desbastó gran parte de la zona.

Más allá de sus vaivenes y momentos de infortunio, los birmanos budistas, es decir, la mayor parte de la población de esta región, han seguido siendo fieles al lugar, y hoy en día, Shwedagon sigue siendo lugar de recogimiento y meditación de primer orden.

Si bien su gran estupa es la gran protagonista aquí, recubierta en láminas de oro y de un tamaño más que considerable, cuenta con una serie de otros templos dorados de gran belleza, aunque de menor tamaño, también recintos donde ingresar y hallar total tranquilidad.

Como se dijo, se trata de uno de los lugares religiosos más importantes del continente, de estas tierras que tienen también en sus ríos de Asia su atractivo, en su religión, cierta magia, y en su gente, toda una experiencia distinta por vivir.

Shwedagon ha sido además escenario histórico de importantes acontecimientos políticos de Birmania: en 1936, por ejemplo, fue el lugar de acampe de los estudiantes manifestantes durante una importante huelga, o fue el sitio elegido para que el general Aung San proclamase su discurso, lo que dio inicio al proceso de inicio de la independencia británica.

En 1988, y ya como Birmania independiente, la hija de este general, Aung San Suu Kyi, proclamó otro discurso en nombre de la libertad, pero esta vez para derrocar la dictadura militar que por entonces comandaba el país.

Lo cierto es que visitar Swedagon es un imprescindible en la región: el complejo está abierto de 6,30 a 10 de la noche, la entrada cuesta cerca de 5 euros (7.800 kyats), y, como en la gran mayoría de los lugares sagrados budistas, hay que quitarse los zapatos al ingreso.

Foto: Stefan Munder

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...