Cómo manejarse con el cambio de monedas en Brasil


El tema del cambio monetario suele convertirse en un gran problema para muchos turistas. Al bajar del avión comienzan las cuentas para calcular cuanto dinero cambiar, cual es la cotización, cual es el poder adquisitivo que tengo con x cantidad de moneda local, cuanto se gastará por día, etc.
Todo este conflicto puede evitarse si se toman las precauciones debidas antes de partir.
En Brasil, la moneda oficial es el real. 1 real equivale aproximadamente entre 1, 50 y 2 dólares.
Como toda divisa de un país, tiene billetes y monedas. Los primeros, se distribuyen en valores de 1, 5, 10, 50 y 100. En cambio, las segundas, en 1 céntimo, 5, 10, 25 y 50.
Anteriormente, en 1990, la moneda era el cruzado. En 1994, pasó a ser el cruceiro, hasta que finalmente en 1994 fue sustituido por el real.
Los cambios de divisas pueden realizarse en todas las entidades bancarias y casas de cambios.
En cuanto a las tarjetas de crédito, son aceptadas casi por la totalidad de sus negocios y tiendas, mayormente las internacionales. Aunque siempre es conveniente confirmar con la compañía para estar completamente seguro y evitarse un mal momento luego.
Los cheques de viajeros, pueden cambiarse en los hoteles, entidades bancarias y agencias de turismo. Un detalle a tener en consideración es que aquellos que sean librados en dólares por ésta moneda. Pero si puede obtenerse un descuento al pagar con ellos en el hotel o restaurantes.
En lo que al tránsito del dinero brasilero, la importación y exportación de reales no se encuentra limitada. Lo mismo sucede con la importación de divisas extranjeras, pero en éstas, rige la normativa que impone declarar la entrada de ellas cuando se trata de cantidades mayores de 1.100 euros. También se limita la exportación de divisas a la cantidad de 4.400 euros por persona.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...