¿Cómo hacer un viaje largo en moto?

Un viaje largo en moto puede ser una aventura inolvidable, pero ten en cuenta una serie de recomendaciones antes de iniciar el camino.

Cuando planificamos un viaje largo en moto, es necesario realizar una serie de preparativos que contribuyan a que este viaje pueda ser placentero. Ante todo, tendrás que tener en consideración las diferentes situaciones que pueden presentarse durante el trayecto. Los viajes en moto tienden a ser divertidos y emocionantes, principalmente por la sensación de libertad que proporciona este tipo de vehículo, pero no por ello hay que tenerles menos respeto. Antes de iniciar el viaje, es muy importante hacer diferentes investigaciones y preparaciones previas para que la aventura sea satisfactoria y no te encuentres con ningún inconveniente.

Primero: revisa la moto

Ante todo, lo principal es que hagas una revisión a fondo de la moto. La preparación mecánica es imprescindible para que no tengas problemas durante el viaje. Hay algunos consejos que te vamos a dar relacionados con esta revisión mecánica.

Por ejemplo, es muy importante comprobar y calibrar el sistema de luces de la motocicleta para evitar sufrir daños durante el viaje. Para ello, revisa que las luces de la moto funcionen correctamente y, si por casualidad vemos que hay alguna que falle, será necesario cambiarla cuanto antes. También hay que realizar un chequeo mecánico intensivo, verificando todas las piezas de la moto para garantizar el correcto funcionamiento de la misma.

Otras partes de la moto que hay que revisar previamente son las siguientes: la refrigeración, el nivel de aceite, el sistema de freno o, entre otros elementos, el sistema de transmisión. Pero no te contentes solo con una revisión, también tienes que lavar y engrasar la moto a fin de que pueda funcionar de la mejor manera posible. Aunque muchos de estos ajustes y revisiones las puedes hacer tú mismo, es recomendable que cuentes con el trabajo de un mecánico de confianza para que se asegure de que todo está bien. Así tendrás máxima seguridad de que la moto está en buen estado.

Segundo: comprueba tu estado de salud

Tras realizar la revisión de la moto y verificar que está en perfecto funcionamiento, también debemos llevar a cabo una revisión de nuestro propio cuerpo. Piensa, ante todo, que el viaje tendrá una larga duración y que, para enfrentarte a esa distancia, tendrás que estar en buena forma.

Por ello, es recomendable que te hagas un chequeo médico que te permita saber que estás saludable, evitando así sufrir ningún problema por el esfuerzo que realizarás. También es fundamental que, la noche antes de iniciar el viaje, descanses de forma plena. Esa noche procura no ingerir comidas con mucho contenido graso, principalmente para evitar sufrir problemas estomacales durante el viaje.

Tercero: prepara el equipo

No puedes ir de viaje en moto sin prepararlo a la perfección. Necesitas una serie de elementos que te acompañarán y te darán todo lo que necesitas mientras viajas. Por ejemplo, guantes con protección de nudillos que te cubran completamente. Con ellos protegerás las manos y evitarás que el frío pueda afectar a tus manos. También necesitas gafas protectoras con resistencia a los rayos ultravioleta. Durante el día es recomendable utilizar gafas oscuras para proteger los ojos de los golpes del sol y de los insectos. También es adecuado viajar con botas con las que proteger los pies de roces o incluso en caso de sufrir algún tipo de caída.

Tampoco te olvides de contar con un traje de motorista o, en su defecto, con un pantalón vaquero cómodo que cuente con protección en las rodillas para contribuir a la protección del cuerpo. Además, es muy importante tener una chaqueta de tela fuerte (preferiblemente lona o con sistema Goretex) que permita cubrirse del frío y proteger si sufrieras un golpe. Como extra, se recomienda contar con un mapa o con un GPS de la zona a la que vamos a viajar.

¿Qué medidas adoptar durante un viaje largo en moto?

Esta aventura va a ser una que no olvidarás. Pero no por tratarse de algo emocionante te vas a tener que relajar. En realidad, hay mucho que tener en cuenta. Por ejemplo, nunca puedes olvidar la necesidad de cumplir con todas las normas de circulación. Respeta los límites de velocidad, las señales y mantén siempre los ojos muy abiertos. Por mucho que estés de vacaciones, no puedes despistarte.

Asimismo, es recomendable viajar por autopistas y siempre mantenerse en el canal central, ya que te aportará mucha más maniobrabilidad a la hora de evitar situaciones peligrosas. Entre tu equipaje, aunque no viajarás con muchas cosas, ten siempre a mano tus documentos personales, los correspondientes a la moto, el número de teléfono de la aseguradora y dinero en efectivo que te permitirá disfrutar del viaje. También debes hacerle un hueco a un kit de primeros auxilios y a uno de reparación de pinchazos.

Por último, un consejo mucho más importante de lo que puedas imaginar: tienes que hacer una parada de 20 minutos cada cuatro horas en moto. Eso evitará que sufras un nivel de cansancio extremo en los brazos y en la columna. Así sabrás que viajarás con más seguridad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...